Opinión

La Glorieta

Por  La Glorieta La Glorieta

Solo se toma la foto. Lo único que ha invertido el alcalde de Culiacán en el proyecto del dren de Bacurimí es el tiempo para las bravuconadas y regaños a los desarrolladores de vivienda, así como para figurar en las fotos durante el inicio de la obra y los recorridos que ha realizado por el lugar con el fin de que la ciudadanía crea que él tiene algo que ver en ello. Los recursos para este proyecto son de los Gobiernos estatal y del federal y de desarrolladores de vivienda. Ojalá que Jesús Estrada Ferreiro ya le tome seriedad al puesto que desempeña y que le saque provecho a la supuesta amistad que tiene con el presidente Andrés Manuel López Obrador porque en los hechos no se ve nada de trabajo de su parte, siempre tiene que andar acompañando al gobernador para poder dar banderazos en las obras que se hacen en el municipio, pero con recursos que no gestionó porque lo único que hace es pararse el cuello con proyectos ajenos.

Pura simulación. La falta de espacios en los panteones públicos sigue siendo un problema a resolver para el municipio, pero hasta el momento no se ha logrado concretar una solución. El principal problema es la falta de recursos, así lo han venido manejando autoridades; sin embargo, el Ayuntamiento desde hace tiempo ha venido anunciando que se utilizarán espacios propios como panteones. Uno de estos se encuentra cerca del camposanto 21 de Marzo, el cual sigue sin ser utilizado, pero ya está invadido por varias familias. En este caso se tendrá que tomar la decisión de quién tiene más necesidad, si los muertos o los vivos. El alcalde Jesús Estrada Ferreiro en varias ocasiones ha dicho que no permitirá las invasiones, aunque tampoco busca una alternativa para los muertos ni los vivos.

Terreno infértil. Mientras que las invasiones de terrenos están por todo el estado, el Gobierno estatal se quedará con la reserva territorial que se compró en Aguaruto durante la pasada Administración estatal, aunque esta no les sirva a las personas necesitadas. Y es que llevar los servicios públicos cuesta más de 300 millones de pesos, y aunque el Ayuntamiento no tiene ni para llevar el servicio de agua potable y alcantarillado a sectores en donde tenga que invertir pocos recursos, el Gobierno del Estado pretende echarle esta bronca y comprometerlo para que haga esta fuerte inversión. En este caso el Gobierno debe vender este terreno, rentarlo o sacarle una utilidad porque de nada le sirve tenerlo abandonado cuando hay miles de familias viviendo en casas de cartón o en invasiones.

Al fin. Luego de dos meses de retraso, al fin ayer abrió formalmente sus puertas el parque acuático Tres Ríos en la capital. Lo que no es sorpresa para muchos es que esa es una zona totalmente inundable, sin embargo, tanto el gobernador Quirino Ordaz Coppel, como el alcalde Jesús Estrada Ferreiro, afirman que el parque está completamente apto para soportar la temporada de lluvias, señalaron que pese a las lluvias ya no se tendrá la necesidad de invertir en caso de inundaciones. Por lo pronto habrá que esperar a la primer lluvia fuerte que azote al municipio para verificar que así sea, y que este parque solo haga alusión a su nombre y no se convierta en una parte más del río Culiacán.

Escondido. Quien siempre se esconde ante algún problema es Feliciano Valle, director de Vialidad y Transportes, quien ha preferido no contestar las llamadas para decir qué se hará ante los dos accidentes en los que han participado unidades de transporte urbano y que han dejado a una adulta mayor muerta y dos jovencitas heridas en esta ciudad capital. Y es que desde su llegada a esta Dirección se ha visto muy poco trabajo en la mejora del servicio del transporte; hasta parece que la Dirección esta acéfala.