Opinión

LA GLORIETA

Por  La Glorieta La Glorieta

Histórico. Ayer inició el primer juicio oral en la historia de Sinaloa contra un ex servidor público que está acusado de haber cometido actos de corrupción. La audiencia inició a las 09:00 horas en la Sala A del Centro de Justicia Penal y Oral de la Zona Centro, en la ciudad de Culiacán. Quien estuvo sentado en el banquillo de los acusados fue el exsecretario técnico de la Secretaría de Turismo de la anterior Administración estatal, Luis Ángel “P”. En la primera parte de la audiencia, la Fiscalía General del Estado presentó a nueve testigos para comprobar sus acusaciones contra el exfuncionario estatal, y ayer solo alcanzaron a participar siete, que lo señalaron de haber desviado recursos públicos. La Fiscalía presentó pruebas sobre trece cheques que liberó el indiciado y que fueron cobrados por su esposa, una de sus hijas, su hermana y un cuñado. Ayer fue un día histórico para el sistema de justicia de Sinaloa y en el combate a la corrupción, porque fue el primer caso de un ex servidor público que es llevado ante un juez. La audiencia continuará hoy con los dos testigos pendientes de la Fiscalía y los ocho que registró la defensa.

Complejidad. Los agricultores celebraron ayer su día en medio de mucha incertidumbres por los problemas con el esquema de comercialización de los granos y por las nuevas políticas del Gobierno federal, que encabeza Andrés Manuel López Obrador. Todo esto hace afrontar nuevos retos para los productores, que están por iniciar con las siembras del ciclo agrícola primavera-verano, mientras que todavía no han podido acomodar las cosechas del ciclo anterior. Pero en medio de la incertidumbre y las protestas, las autoridades estatales ven un escenario diferente y positivo, porque, de acuerdo con Manuel Tarriba Urtuzuástegui, secretario de Agricultura y Ganadería del Gobierno estatal, el escenario en que se encuentra la comercialización de maíz es favorable, porque prácticamente toda la cosecha será contratada, y estima que las toneladas pendientes se lograrán contratar en esta semana. Pero hasta que no les paguen sus cosechas al precio pactado, la lucha de los agricultores sinaloense continuará, y ahora vendrá una nueva negociación para que muchos siembren maíz amarillo, petición que tiene muchos años, pero que no ha sido aceptada por los productores. 

Protestas. El Ayuntamiento de Culiacán enfrenta una nueva protesta en su contra, y se han unido los comerciantes ambulantes y los pepenadores, para exigirles a las autoridades municipales que los dejen trabajar. En el caso de los vendedores, buscan evitar que el Gobierno municipal los retire del primer cuadro de la ciudad porque afectará sus ventas. El presidente municipal de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, ha emprendido acciones para retirar de la vía pública a los ambulantes de toda la ciudad para que no obstruyan las banquetas. Estos manifestantes están dispuestos a plantarse en el Palacio Municipal hasta llegar a un acuerdo con Estrada Ferreiro para que los deje trabajar.

Ignorado. Y mientras el secretario de Educación Pública y Cultura, Juan Alfonso Mejía López, hizo llamados a los directores de las escuelas para que eviten condicionar la entrega de documentos oficiales, como boletas y certificados de estudios, a cambio del pago de las cuotas “voluntarias”, como ha ocurrido en muchos planteles, a esta Redacción a diario llegan denuncias de padres de familia a quienes no les quieren entregar los documentos de sus hijos, pues a pesar del llamado de Mejía López, los directivos hacen caso omiso y siguen incurriendo en estas acciones. Le hace falta poner mano dura al secretario de Educación; de lo contrario, seguirán ocurriendo, porque nunca se ha conocido de algún caso de castigo por exigir cuotas escolares. O pone mano dura, o Juan Alfonso Mejía seguirá siendo ignorado por los directores y los maestros, que hacen lo que quieren y sin temer las consecuencia. Si bien hay muchas necesidades en las escuelas, no deben condicionar la entrega de ningún documento por adeudo de cuotas.