Opinión

LA GLORIETA

Por  La Glorieta La Glorieta

Discrepancias. Concluye una semana muy intensa y de mucha confrontación en el Congreso del Estado. El tema fue ahora: cuentas públicas, correspondientes al ejercicio fiscal 2017. La discrepancia entre el grupo mayoritario y la oposición se debió al proceso legislativo al que deben someter los informes de la Auditoría Superior del Estado, que es la única facultada para sancionar y actuar en contra de los entes públicos que hagan mal uso de los recursos. Y todo porque hace casi dos años, en la sesión del 20 de julio del año 2017, el Congreso del Estado eliminó dos párrafos del artículo 37 de la Constitución Política del Estado de Sinaloa para quitarle la facultad a los diputados para discutir en tribuna, aprobar y suspender las cuentas públicas, y los limita únicamente a revisar los informes de la ASE y hacer observaciones, eliminando la exposición mediática que se han vuelto las cuentas públicas, considerada como una herramienta para golpear a los gobernantes sobre sus irregularidades administrativas, muchas de ellas exhibidas y señaladas como actos de corrupción, aunque no sea así. Los legisladores priistas han sido muy críticos contra los morenistas, y particularmente Sergio Jacobo Gutiérrez, coordinador del grupo parlamentario, han violado la Constitución y varias leyes al dictaminar en sentido negativo un informe aprobado por la Auditoría Superior del Estado; por lo que analizan irse por la vía de la controversia constitucional en caso de concretarse este acto.

Van por la ASE. Además, en las reuniones de la Comisión de Fiscalización, incluso en la comparecencia que tuvo la titular de la ASE, Emma Guadalupe Félix Rivera, los legisladores morenistas han enviado mensajes directos de que quieren la salida de la auditora porque quieren apoderarse de esta instancia autónoma, que es la columna vertebral para la fiscalización, rendición de cuentas y transparencia, para combatir la corrupción. Hay voces al interior del Congreso que confirman que la bancada de Morena quiere una Auditoría Superior del Estado a modo y que responda a sus intereses.

Defensa. Por el otro lado, los legisladores morenistas, encabezados por Marco Antonio Zazueta Zazueta, presidente de la Comisión de Fiscalización, se justifican que la misma Constitución Política del Estado, en su artículo 43, entre las facultades exclusivas del Congreso del Estado se encuentra revisar y fiscalizar la cuenta pública del año anterior, discutiendo, aprobando o rechazando, en su caso, un dictamen del Informe General del Resultado, así como de los Informes Individuales de la Revisión y Fiscalización de la Cuenta Pública del Gobierno del Estado y de los Gobiernos municipales, elaborados por la Auditoría Superior del Estado, con el objeto de someterlo a votación del pleno. Estos dos artículos de la Constitución de Sinaloa han provocado serias discrepancias en la interpretación del proceso legislativo sobre las cuentas públicas, por lo que se avecinan un par de semanas muy intensas, de mucho golpeteo y jaloneos en el Congreso del Estado; pero al final, aprueben o rechacen los dictámenes, los exalcaldes y titulares de entes estatales deberán de hacer las aclaraciones ante la ASE y solventar las observaciones, porque las cuentas ya no se suspenden, pero sí podría haber procesos legales contra servidores públicos, en caso de que la Auditoría así lo determine e interponga las denuncias ante la Fiscalía General del Estado.

Improcedente. Como lo habíamos adelantado hace un par de días en esta columna, Adolfo Beltrán Corrales, dirigente del PAN en Culiacán con licencia, fue eliminado del proceso electoral en busca de continuar en el cargo por un nuevo periodo. La Comisión Organizadora del Proceso para la Elección, presidida por la diputada local Roxana Rubio Valdez, resolvió como improcedente la solicitud de registro de Beltrán Corrales para participar en la elección del presidente del Comité Directivo Municipal del PAN en Culiacán para el periodo 2019-2022. Esto representa un duro golpe para Adolfo Beltrán y para su grupo político que compite por el Comité Directivo Estatal, con Juan Carlos Estrada e Ivanovich Gastélum; pero seguramente Beltrán Corrales no se quedará con los brazos cruzados y se defenderá por la vía jurídica.