Opinión

LA GLORIETA

Por  La Glorieta La Glorieta

Estadísticas. La Fiscalía General del Estado volvió a echar mano de los archivos para maquillar un poco la situación que se vive con el tema de la violencia de género que se vive en Sinaloa, pero los hechos recientes hablan de que las acciones de que presumen, que son de los últimos tres años, de poco han servido en la inhibición de este delito, pues se dan cuando recién se confirma el feminicidio número 31 en lo que va del año, al clasificarse así la muerte de una joven sanignacense, presuntamente a manos de quien fuera su pareja, y cuando apenas fueron depositados en su última morada los restos mortales de la joven de Villa Juárez, encontrada ejecutada el pasado martes.

¿Nuevo PRI? Los ánimos de los priistas lucen renovados luego del contundente triunfo de Alejandro Moreno como nuevo dirigente nacional del PRI; lo que marca una nueva etapa de esperanza para recuperarse del tsunami electoral provocado por Andrés Manuel López Obrador el 1 de julio del 2018. Aunque en este último año no se ve un partido diferente, sino que sus dirigentes estatales y municipales, así como representantes en los cabildos, se observan apagados, sin asumir el papel de opositor al Gobierno federal y de muchos Ayuntamientos que son gobernados por morenistas, como Ahome, Guasave, Culiacán y Mazatlán. A esto hay que sumarle la seria crisis financiera por la que atraviesa, con dificultades para cubrir su nómina y cubrir los gastos operativos. Este nuevo PRI no se ve fuerte, y hasta hace unos días atrás reinaba el desánimo entre sus militantes, que parecen despertar con un triunfo que quedó marcado por las acusaciones que hizo Ivonne Ortega, excandidata a la dirigencia nacional del partido, y del exgobernador de Oaxaca Ulises Ruiz. Al PRI le urge cambiar, y por fin despertar y asumir su papel de partido de oposición, si no estarán destinados a volver a perder los principales municipios y hasta el Gobierno del Estado, porque a 22 meses de la elección no hay un priista perfilado o con la fuerza para ser el candidato, ganar la elección y suceder a Quirino Ordaz Coppel.

Mal y de malas. La Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno del Estado, que dirige Ricardo Madrid Pérez, ha venido perdiendo fuerza en la cobertura de apoyos sociales, al grado de tener que suspender tres de sus programas que venían funcionando en los últimos dos años, como lo son la ayuda a migrantes e indígenas y comedores comunitarios, que con el cambio de Gobierno federal no previeron y no asignaron un presupuesto estatal para que pudieran seguir operando. En esa misma situación están otras secretarías, pero hay secretarios que se mueven y gestionan recursos para Sinaloa; en cambio, a Madrid Pérez no se le observa en gestiones, simplemente decidió cancelar los programas y dedicarse a coordinador las Jornadas de Apoyo, que prácticamente es lo único que le quedó. El reto es mayúsculo para él, porque es el secretario más joven y enfrenta su mayor responsabilidad en su carrera en la función pública, pero por el momento ha dejado mucho que desear en su trabajo. A ver cuánto le aguanta el gobernador Quirino Ordaz, porque ha sido la secretaría en la que ha hecho más cambios en sus dos años y medio de Gobierno.

Jornadas. Y hablando de las Jornadas de Apoyo, las que se llevaron ayer en el municipio de Navolato fueron desairadas por la mayoría de los funcionarios de primer y segundo nivel que constantemente acuden para atender a la ciudadanía, pero como ayer no fue el gobernador Quirino Ordaz Coppel, muchos de ellos decidieron no asistir. Entre los pocos que acudieron estuvieron Ricardo Madrid, de Desarrollo Social; Efrén Encinas, de Salud; Rosa Elena Millán, del Seguro Popular; y Francisco Frías, del Icatsin; además del anfitrión, el presidente municipal de Navolato, Eliazar Gutiérrez Angulo, quienes supervisaron.