Opinión

LA GLORIETA

Por  La Glorieta La Glorieta

Quejas. El gremio periodístico sumó otra queja ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) en contra de gobernantes, y ayer fue presentada por integrantes de la Asociación de Periodistas de Sinaloa por llevarse a cabo una campaña de linchamiento y generación de odio por diversos actores políticos en contra de periodistas y medios de comunicación. Pero la queja que ayer fue formalizada ante el presidente de la CEDH, José Carlos Álvarez Ortega, fue contra el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador; los alcaldes de Ahome, Manuel Guillermo Chapman Morena; de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro; de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres; y contra diputados y personal del Congreso del Estado, que desde hace meses hacen insultos y descalifican a periodistas y medios de comunicación. El documento entregado fue acompañado con evidencias de audios, videos y notas periodísticas, y exigieron un alto a este linchamiento que pone en riesgo, no solo la integridad de los comunicadores, sino de sus familias; y se pidió que se actúe de inmediato y de manera enérgica en contra de todos los “empleados de la nación” que han violentado al gremio periodístico por el simple hecho de ser críticos contra los gobernantes.

No cambia. Uno de los que han sido denunciados en las dos quejas ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos es el alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, a quien no le importó este procedimiento en su contra, e insiste en que él no tiene campaña de odio contra los medios de comunicación; pero, en una actitud prepotente y soberbia, sigue con las hostilidades contra los reporteros que cubren la fuente del Gobierno de Culiacán, y que lo entrevistan casi a diario. Estas dos quejas servirán para sembrar un precedente legal y hasta serán turnadas ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, y serán tema de discusión en la junta de Gobierno del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, que se reunirá durante la última semana de este mes. El tema Sinaloa trascenderá al ámbito nacional porque el mismo discurso de los alcaldes sinaloenses está en la misma línea que ha marcado AMLO en sus discursos, conferencias y entrevistas, y desde la Presidencia se debería mandar un mensaje de paz y conciliación, antes de que sucedan agresiones físicas producidas por esos discursos de odio y el linchamiento que se tiene contra periodistas y medios de comunicación. 

Priismo. La renuncia de Ivonne Ortega a su militancia priistas, luego de perder de manera abrumadora la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional, representó otro duro golpe al instituto político, cuya credibilidad está por los suelos, y más si entre priistas se acusan de fraude electoral. Ortega fue gobernadora de Yucatán, y tenía 29 años como militante, no sin antes lanzarles una última bomba que fue letal, porque señaló que durante la jornada electiva del domingo pasado prevalecieron prácticas de trampa y simulación, prácticas que mucho han marcado de manera negativa al PRI. En respuesta a eso, el dirigente estatal del partido, Jesús Valdés Palazuelos, pidió el regreso de Ivonne Ortega al partido, porque su renuncia le resta fortaleza al partido, pero antes casi nadie vio eso, porque la votación que tuvo la yucateca fue bastante baja. Este proceso interno fue muy desgastante y negativo para el PRI, que además de remar a contracorriente para recuperar la confianza de los mexicanos, primero deberán hacer mucho trabajo al interior con su militancia; esto será el principal reto de Alejandro Morena en su etapa como dirigente nacional.

Destitución. El Partido Movimiento Ciudadano ha pedido la destitución del presidente municipal de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, porque no sabe gobernar, y por su actitud prepotente y grosera como se ha manejado en los nueve meses que tiene como alcalde de la capital sinaloense. Son más las críticas que ha tenido Estrada Ferreiro por su gobierno, que los reconocimientos.