Opinión

LA GLORIETA

Por  La Glorieta La Glorieta

Medalla de oro. El Gobierno del Estado logró algo que parecía imposible: obtener un incremento de recursos federales para el Programa de Sustitución de Motores Marinos para Pescadores Ribereños, que la actual Administración, que encabeza Andrés Manuel López Obrador, buscaba eliminar. Esto es una muy buena noticia para los pescadores, porque se contará con una bolsa de 25 millones de pesos para reponer 250 motores, para la temporada camaronera que iniciará en aproximadamente un mes. El presupuesto que tenía autorizado Conapesca para este programa aumentó de 7.5 a 12.5 millones de pesos; y los 12.5 millones restantes lo aportarán el Gobierno del Estado y los pescadores. De acuerdo con Sergio Torres Félix, secretario de Pesca y Acuicultura del Estado, han recibido 600 solicitudes para reponer motores marinos, por lo que el presupuesto anunciado por Conapesca era insuficiente para atender toda la demanda del sector pesquero, que se prepara para el levantamiento de la veda del camarón. Esta gestión es una medalla más que se cuelga el gobernador Quirino Ordaz Coppel, que demuestra la buena relación que tiene con Andrés Manuel López Obrador y sus funcionarios para atender solicitudes de recursos.

Disputa. Los problemas entre el alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, y los funcionarios que conforman su gabinete son el pan de cada día en el Gobierno municipal. De acuerdo con el coordinador general del Consejo Estatal de Seguridad Pública, Ricardo Jenny del Rincón, existe falta de comunicación entre Estrada Ferreiro y el secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Óscar Guinto Marmolejo; al grado de que el presidente municipal ni siquiera conoce cómo funciona la corporación que depende de él. En varias ocasiones, incluso desde antes de rendir protesta, Jesús Estrada ha declarado que no meterá las manos en el tema de seguridad, ni en la designación del secretario, ni en el funcionamiento de la Secretaría, porque es el Gobierno federal quien se encarga de eso; y, lejos de sumar esfuerzos para mejorar la seguridad, con sus declaraciones demerita el trabajo de los policías municipales al llamarlos corruptos y quitándoles bonos y beneficios que recibían. Hay que recordar que el presidente municipal ha tenido enfrentamientos verbales con el CESP, y el mismo Jenny del Rincón lo acusó de ser una persona con quien no se puede dialogar ni llegar a un acuerdo.

Lo que mal inicia. La asunción de la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional de Juan Carlos Estrada Vega envió mensajes negativos para el panismo sinaloense. Por un lado, demostró el pobre poder de convocatoria que tiene el nuevo líder del PAN en Sinaloa, porque ni siquiera pudo llenar la mitad del teatro del MIA, que además no es muy grande; y se notó la ausencia de grandes liderazgos del partido, incluso de quienes lo apoyaron en la campaña; lo que deja claro que no habrá unidad en Acción Nacional. Pero lo que más llamó la atención fue la manera en que llegó a la dirigencia, con mucho golpeteó contra su contrincante y los dirigentes saliendo, al grado de exhibir los finiquitos que recibieron Sebastián Zamudio y Loar López, que fueron duramente criticados por las cantidades que recibieron, pero que de acuerdo con Zamudio, todos los expresidentes y exsecretarios generales se han liquidado de esta manera, incluso hubo quienes recibieron más. Ni la victoria de Juan Carlos Estrada cambió su estrategia de golpeteo al interior del PAN, que luce más dividido y débil que nunca, y esa luz de esperanza que se asomaba para los panistas se ha vuelto a ocultar con la nubosidad que los nuevos dirigentes provocaron.

¿Regresarán? Ha pasado una semana desde el inicio de la era de Alejandro Moreno Cárdenas al frente del Partido Revolucionario Institucional, y todo luce igual. En sus primeros días entregó designaciones a los funcionarios que lo acompañarán en el Comité Ejecutivo Nacional; y lo más llamativo ha sido la colocación de anuncios espectaculares con la palabra “Regresaremos” y el logotipo del PRI, lo que fue motivo de burlas y memes en redes sociales. Pero el partido en el ámbito nacional, y en Sinaloa, sigue sin mostrarse como oposición al Gobierno federal, y en los municipios gobernados por Morena, que en nuestro estado han atentado en contra de la libertad de expresión y agredido a los medios de comunicación, así como muchos actos irregulares, sigue siendo el mismo PRI de siempre. Hoy en día luce bastante debilitado.