Opinión

Los sinaloenses están ante las irregularidades de la CFE

Por  La Glorieta La Glorieta

Sinaloenses realizan el pago del recibo de la CFE.(Foto: El Debate)

Sinaloenses realizan el pago del recibo de la CFE. | Foto: El Debate

Tarifas eléctricas. Mientras miles de ciudadanos están muy molestos por los elevados recibos de la Comisión Federal de Electricidad que han llegado este mes a las casas, priistas y morenistas discutieron al respecto. Por un lado, la diputada federal por el Partido Revolucionario Institucional Érika Sánchez Martínez hizo un llamado a las autoridades federales para que implementen un programa de apoyo ante los incrementos en los consumos de energía, exhortando a la CFE par que sea más sensible, como lo aplicaron en Tabasco, para que beneficie a todos los mexicanos, no solo a los del estado natal del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, porque millones de familias se están quedando sin ingresos por el cierre de establecimientos comerciales. En respuesta, la legisladora por Morena Yadira Santiago Marcos culpó de las altas tarifas eléctricas a la reforma energética aprobada durante la anterior Administración federal, asegurando que el actual Gobierno federal no las ha incrementado, y el motivo de los elevados recibos es porque en esta cuarentena los ciudadanos se han sobrepasado en el uso de energía. 

Quejas. Mientras algunos ciudadanos no han encontrado sensibilidad en la Comisión Federal de Electricidad y no les ha quedado de otra que pagar a como pueden, otros han acudido a la Procuraduría Federal del Consumidor, que ha recibido hasta diez quejas diarias por los elevados recibidos por el servicio de la energía eléctrica. De acuerdo con el delegado de Profeco, Miguel Ángel Murillo, no hay un aumento en las tarifas por kilowatt-hora consumido en los hogares, y los altos recibos se derivan de la estadía de las personas en casa durante esta cuarentena, que han consumido una mayor cantidad de energía que la habitual, lo cual ya se había previsto desde el inicio del confinamiento.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Reactivación. El Gobierno del Estado finalmente tiene un plan para la reactivación económica y social, y ha sido presentado a los dirigentes de la iniciativa privada, por lo que durante los próximos días harán capacitaciones por sectores, para que todos estén informados de los lineamientos y de las medidas sanitarias que deberán cumplir a partir de que se autorice la apertura de los establecimientos no esenciales, que se aplicará con base en un semáforo de cuatro colores, donde se determinará la disposición a cumplir según el nivel de riesgo que haya en el municipio. Todavía no se define una fecha, ya que el color del semáforo por municipio será determinado por el porcentaje en el número de contagios de COVID-19, que determinará la Secretaría de Salud. Falta menos para que se ponga en marcha la nueva normalidad en Sinaloa, y en algunos municipios será a principios del mes entrante.

Ambulantes. En este plan de reactivación económica no está considerado el sector informal, que pide a gritos que lo dejen trabajar a partir del lunes, porque desde que se declaró la emergencia sanitaria no ha tenido ingresos, ya que no le permitieron instalar puestos en el primero cuadro de la ciudad ni en los tianguis. En el caso del bloque de ambulantes del centro, le hicieron un petición al alcalde Jesús Estrada Ferreiro: que les autorice la reactivación a partir del lunes; pero hasta el momento han sido ignorados por el Ayuntamiento y por el Gobierno del Estado, que no los ha apoyado. Ellos están desesperados porque viven al día y tienen muchos días sin ingresos. El tema del ambulantaje se debe analizar aparte, porque debe ser cuidada la aglomeración de personas para evitar un brote de contagios. 

Fonden. En medio de la pandemia, la bancada de Morena en la Cámara de Diputados presentó una iniciativa para eliminar 44 fideicomisos, entre ellos el Fondo Nacional para Desastres Naturales (Fonden), lo cual es considerado como de alto riesgo, porque dejará desprotegido al país en casos de huracanes, inundaciones y sismos. La diputada local del PRI Ana Cecilia Moreno Romero calificó esta propuesta de los morenistas como una ocurrencia desafortunada, irresponsable, dañina y peligrosa para los mexicanos, porque dejaría indefensa a la población en caso de un desastre natural, que ocurren todos los años.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo