Opinión

En Culiacán cientos de personas regresan a las calles sin cuidarse

LA GLORIETA

Por  La Glorieta La Glorieta

Más de una decena de personas sin respetar la sana distancia.(Foto: El Debate / Noé Mascareño)

Más de una decena de personas sin respetar la sana distancia. | Foto: El Debate / Noé Mascareño

Nueva normalidad. Para muchos culiacanenses, el 1 de junio del 2020 significó regresar a la normalidad en su vida, salir de su casa para trabajar o hacer alguna actividad no esencial. Unos por ignorancia, otros por inconsciencia, y muchos por necesidad, ayer la ciudad capital del estado recuperó su “normalidad”: creció considerablemente la circulación vehicular y había más personas en las calles y aglomeraciones en banquetas en el centro y en las paradas de camiones, muchos sin guardar la sana distancia, y los más inconscientes sin cubrebocas, que es obligatorio para salir a las calles, subirse a los camiones urbanos, a taxis y al servicio de transporte privado, así como para entrar a establecimientos. En este primer día se observó que muchas personas dejaron de cuidarse, mientras que el COVID-19 sigue presente, hay cientos de personas luchando por su vida en los hospitales, otros en aislados en sus casas, y alrededor de mil con síntomas a la espera del resultado de la prueba. Es muy importante que en esta etapa continúen las medidas sanitarias, porque mientras se planea la reactivación económica y social, un rebrote de contagios por el relajamiento de las acciones de prevención de la población puede provocar que se imponga un nuevo confinamiento. En Sinaloa, la tendencia va a la baja en cuanto a contagios y decesos, pero la pandemia sigue, y es igual de peligrosa. 

Desesperación. Comerciantes de establecimientos no esenciales salieron ayer a las calles en busca de abrir sus negocios, en un acto desesperado por reactivarse económicamente y por el temor de que la falta de empleo desencadene una serie de actos de violencia y robos. Los comerciantes levantaron de nuevo sus cortinas, pero de inmediato fueron obligados a cerrar. El presidente de la Cámara Nacional del Comercio (Canaco), Diego Castro Blanco, lamentó esta situación tan apremiante en que se encuentran, porque cada vez es más difícil lograr que los negocios se mantengan cerrados, por la impotencia de los dueños y de los empleados por no contar con ingresos. Por el momento, los únicos que tienen permitido abrir son los negocios esenciales, como farmacias, tiendas de conveniencia y supermercados.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Protestas. Y en medio de la pandemia, trabajadores administrativos y de enfermería que están contratados como suplentes por el Hospital Pediátrico de Sinaloa se volvieron a manifestar para exigir el pago de los turnos extra que han trabajado en los últimos tres meses desde que fue declarada la contingencia sanitaria por el coronavirus. En protesta, dieron a conocer que a partir de hoy dejarán de trabajar los turnos extra y únicamente cumplirán con los horarios de la jornada laboral normal. De concretarse esto, generaría serios problemas operativos en el nosocomio, que al igual que el resto de los hospitales públicos cuenta con un déficit de personal, porque muchos se fueron a su casa por ser considerados como vulnerables al COVID-19. Son muchos los problemas que se tienen los hospitales públicos, ya sea por la falta de pagos o porque no cuentan con equipo de protección e insumos para atender casos de COVID-19.

Maiceros. Los productores sinaloenses no han dejado de tener problemas, debido a que no está siendo cumplido el precio por tonelada de maíz pactado con Segalmex de 4 mil 150 pesos. De acuerdo con el presidente de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (Caades), Gustavo Rojo Plascencia, se está registrando un rezago de 232 pesos por tonelada del cereal, con base en lo que se está pagando actualmente, situación que va en aumento por el incremento en la producción de maíz y por la tendencia del mercado, que va a la baja, la cual no se ve que se recupere el precio en este año. El gobernador Quirino Ordaz Coppel les ha hecho un llamado para que se esperen a que mejoren las condiciones del mercado del maíz, pero hay muchos casos que se están desesperando y han aceptado pagos por debajo de los 4 mil 150 pesos acordados, para no batallar.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo