Opinión

El desempleo aumentará a pesar de la reactivación económica en Sinaloa

LA GLORIETA

Por  La Glorieta La Glorieta

Un joven trabaja como limpia parabrisas en calles de Culiacán.(Foto: El Debate / Cristina Félix)

Un joven trabaja como limpia parabrisas en calles de Culiacán. | Foto: El Debate / Cristina Félix

Empleos. La situación económica cada vez se vuelve más complicada en Sinaloa por la paralización del sector productivo. Al cierre del mes de abril, el Instituto Mexicano del Seguro Social reportó 21 mil empleos perdidos en la entidad debido al cierre de miles de comercios, y a estos hay que sumar miles de puestos de trabajo perdidos también en mayo, pero que el IMSS no ha revelado en su último informe. Pero estas cifras son mucho más grandes, de acuerdo con el presidente de la Cámara Nacional del Comercio en Culiacán, Diego Castro Blanco, quien estima el cierre de nueve mil empresas, con un promedio de diez empleados cada una, sumando al menos noventa mil puestos de trabajo perdidos. Tan solo en la capital sinaloense, el siete por ciento de las empresas ha dado de baja a sus empleados ante el IMSS, más el empleo informal, que es mayoría en el estado. Pero la reactivación no solucionará el problema de inmediato, ya que se tiene estimado que haya más despidos, porque las empresas buscarán reducir costos, y de inicio no operarán al cien por ciento de su capacidad.

Cambio de opinión. Por la mañana de ayer, el presidente municipal de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, fue claro y contundente en una rueda de prensa: las calles del centro seguirán cerradas, y solo estarán abiertos los negocios esenciales de la ciudad. Pero algo ocurrió con él, porque tres horas después declaró de nuevo ante los reporteros —luego de inaugurar la obra de la pavimentación del bulevar Miguel Tamayo con la carretera a Culiacancito— que ya abrirán algunas calles del primer cuadro de la ciudad para atender la demanda de los locatarios del Mercado Garmendia, pero aclaró que no ha cedido a las presiones, sino que ya llegó el momento de ir abriendo poco a poco y reanudar las actividades económicas y sociales en Culiacán. 

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Críticas. Han sido muchas las críticas en contra de las autoridades estatales y municipales por la forma en que han manejado el inicio de la nueva normalidad, porque han quedado en evidencia con la rebelión de comerciantes y locatarios del Mercado Garmendia y por el relajamiento de las medidas de cuidado en la población. De acuerdo con el presidente del Comité Estatal del Partido Acción Nacional, Juan Carlos Estrada Vega, es muy preocupante que las personas no sepan cómo comportarse a salir de sus casas ni mucho qué es lo que sigue, porque el Gobierno federal, en voz del presidente Andrés Manuel López Obrador, asegura que ya vamos de salida, pero la realidad es que en Sinaloa todavía hay cifras muy alarmantes, que lo ubican en los primeros lugares nacionales de contagios y defunciones. Generó mucho ruido el reporte de la Secretaría de Salud del miércoles, porque se sumaron cifras de casos confirmados y fallecimientos de varios días, y el acumulado fue alarmante: 220 nuevos positivos y 130 defunciones. Y aunque Efrén Encinas Torres hizo la aclaración, el manejo de los reportes genera mucha confusión, porque son muchos días de desfase. Hay muchas cosas que no cuadran con la información oficial de COVID-19. 

Tarifas. El Frente Estatal de Sinaloa contra las Altas Tarifas Eléctricas, conformado por PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, busca un acercamiento con los superintendentes locales de la Comisión Federal de Electricidad y con el coordinador de programas federales en Sinaloa, José Jaime Montes Salas, quien ha estado escondido durante la pandemia, a menos de que sea invitado a un evento con el gobernador Quirino Ordaz Coppel. Son innumerables las quejas que hay contra la CFE por los elevados recibidos que han estado llegando a los hogares en las últimas semanas, y hasta el momento ningún responsable del Gobierno federal ni legisladores de Morena han alzado la voz, y se han quedado de brazos cruzados para atender esta sentida demanda ciudadana. Solo algunos, como las diputadas federales Yadira Marcos y Merary Villegas, quienes han estado muy activas dando ruedas de prensa, han responsabilizado a la población porque han incrementado el consumo en sus casas, lo cual es cierto en muchos casos, porque con el confinamiento todos han sido obligados a quedarse en casa todo el día desde hace casi tres meses. Ha faltado sensibilidad de las legisladoras.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo