Opinión

Estrada Ferreiro a favor de la ley seca en Culiacán para disminuir casos covid

LA GLORIETA

Por  La Glorieta La Glorieta

Jesús Estrada Ferrreiro, presidente de Culiacán(Foto: El Debate)

Jesús Estrada Ferrreiro, presidente de Culiacán | Foto: El Debate

Ley seca. Las declaraciones del alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, suelen viralizarse, y las de ayer no fueron la excepción, porque anunció que solicitará al gobernador Quirino Ordaz Coppel que vuelva a establecer la ley seca, pero ahora por un periodo de quince días, para evitar que haya fiestas y reuniones, y con ello aplanar la curva de contagios y que el semáforo pase de color rojo a verde, para que Culiacán poco a poco comience a recuperar la normalidad, aunque por ahora está muy lejos de que eso ocurra. Culiacán se mantiene entre los municipios de más casos de COVID-19 y decesos comparado con otros que tienen muchos más habitantes. Hay que recordar que el 13 de abril pasado se estableció la ley seca en Sinaloa, misma que duró más de un mes, y al levantarla se generó un rebrote de casos por las aglomeraciones que hubo en expendios y tiendas para comprar cerveza, así como las fiestas y las reuniones que se hicieron por la ciudad a raíz de esto. La última palabra la tendrá Quirino Ordaz, quien ha reiterado en diferentes ocasiones que confía en los sinaloenses para que cumplan con las medidas sanitarias, pero las cifras de contagios dicen lo contrario.

Día del Padre. Previo al Día del Padre existe preocupación de que esta festividad genere fiestas y reuniones, y a diferencia del Día de la Madre, no habrá restricciones, con excepción de los panteones, que serán cerrados este fin de semana en todo el estado para evitar concentración de personas en los cementerios. En los restaurantes ya hay restricciones, como operar al cuarenta por ciento de su capacidad de comedor, por ello algunos trabajarán este domingo por medio de reservaciones, para tener un mayor control, así como los servicios de ordene y recoja y a domicilio, como vienen trabajando desde hace tres meses. Y en el tema de los comercios, la mayoría sigue cerrada. Se viene la última gran prueba para las autoridades y para la población de inhibir festejos, como ya sucedió los Días del Maestro, de la Madre y del Niño, aunque en este último hubo aglomeraciones en pizzerías y pastelerías, lo que también provocó un brote de casos de coronavirus. Después de esto, la nueva realidad seguirá avanzando en la capital sinaloense, pero todavía se ve muy lejos para que termine la pandemia. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Reactivación. El sector empresarial se ha tranquilizado un poco una vez que dio inicio la reactivación económica en Sinaloa, que incluyó a un gran número de establecimientos no esenciales en Culiacán, y la próxima semana se suman las tiendas de ropa, zapaterías y de bisutería. Con esto, ha iniciado una etapa importante y de gran responsabilidad compartida entre autoridades, empresarios y población, porque todos deben poner de su parte para evitar un rebrote de contagios de COVID-19. Los que todavía no tienen fecha para reabrir son los centros comerciales, los cines, los teatros, los gimnasios, los bares, los antros y los casinos, por ser lugares de gran concentración de personas. Y aunque faltan cuatro meses todavía, está en el área cómo serán las medidas que se establecerán en los estadios de beisbol, y aunque tradicionalmente la temporada inicia en octubre, este año se desconoce la fecha en que será inaugurada la temporada; y en el caso de futbol, el equipo de Mazatlán jugará sin público, al menos hasta la liguilla, en caso de clasificar.

Desesperación. Los padres de hijos con cáncer que son atendidos en el Instituto Mexicano del Seguro Social volvieron a manifestarse para que apresuren las gestiones de los medicamentos para las quimioterapias de sus hijos, ya que por falta de recursos ellos las tienen que comprar en el mercado negro, aunque no tienen garantía de que sea el medicamento que necesitan los niños para su tratamiento, con lo que luchan para vencer el cáncer y recuperar su salud. Es mucho el riesgo que corren los niños por suspender las quimioterapias, lo que podría costarles la vida, de ahí la desesperación de sus padres para que no falte ningún tratamiento, pero en el IMSS no les dan una solución.

Síguenos en

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo