Selecciona tu región
Opinión

Quirino Ordaz pasa la prueba en evaluación ciudadana en Sinaloa

LA GLORIETA 

Por La Glorieta La Glorieta

-

El góber, lurio. Tocó el turno al gobernador Quirino Ordaz Coppel de ser evaluado por los sinaloenses en una encuesta de esta casa editorial, en la que el mandatario salió bien librado, y hasta lurio andaba ayer que fue cuestionado sobre el asunto: “Me aprobaron muy bien en todos los rubros. Nos fue muy bien en la encuesta, en un año de crisis por el COVID-19. Me da mucho gusto ver la respuesta de la gente”. Pero su júbilo no terminó ahí, sino que fue más allá al decir que estos resultados ya los quisieran tener muchos, y sentenció: “Con eso, si fuera candidato, arrasaría”. Pero a los que no les dio mucho gusto el nivel de aprobación de este instrumento métrico fue a los dirigentes de partidos diferentes al del mandatario. El del PAS, Héctor Melesio Cuen, expresó que no está de acuerdo en la forma en que ha manejado la pandemia; mientras que el de Movimiento Ciudadano, Christian Palacios Atondo, lo reprobó y criticó que la promoción al turismo, que debiera ser para toda la entidad, la enfocara en Mazatlán, su terruño.

La rebelde. Luego de haber renegado de que no la tomaran en cuenta para las candidaturas en el PRI, en aquel consejo político municipal del pasado domingo 29, y de amenazar con renunciar a este partido, Paola Iveth Gárate Valenzuela, directora del Centro Estatal de Prevención de la Violencia y la Delincuencia con Participación Ciudadana, fue calificada por Jesús Valdés como rebelde. El dirigente priista también dijo al aire que “hay quienes creen que son más importantes como personas que como institución”. Ahora, Sergio Torres fue cuestionado si, como aspirante a la gubernatura por parte de Movimiento Ciudadano, invitaría a Paola Gárate, su ahijada política, a su campaña, y este respondió que ella no se le ha acercado, pero que, de hacerlo con ese fin, tendría las puertas abiertas.

Autoritarismo. Ayer se consignó aquí, en esta columna, que el alcalde de Culiacán asistió, el miércoles, a la reunión con el presidente de Morena, Mario Delgado, en un horario en el que debió estar despachando en el Palacio Municipal. Había la confianza en que el presidente municipal informó de su ausencia en tiempo y forma (aunque a los medios de comunicación se les envió dicho oficio, a destiempo); sin embargo, el regidor panista Eusebio Telles confirmó la sospecha generalizada de que no fue así. Incluso, le reclamó su autoritarismo por no enterar al cabildo de su ausencia, cuyo fin, señaló, era político y personal, no institucional. Por otro lado, el edil criticó que el segundo informe de Estrada Ferreiro sea presencial, en momentos en que el COVID-19 no da tregua y obliga a reforzar las medidas sanitarias, incluido el distanciamiento social y la sana distancia.

Barbas a remojar. Poco antes de conocerse el fallo del Tribunal Estatal Electoral contra los alcaldes de Ahome y de Mazatlán, Guillermo Moreno Chapman y Luis Guillermo Benítez Torres, respectivamente, por haber ejercido violencia política en contra de sus respectivas síndicas procuradoras, el de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, se acercó a Sandra Martos Lara, quien ocupa el mismo cargo de las afectadas antes mencionadas, y le pidió disculpas. La propia funcionaria dio a conocer que Estrada Ferreiro le ofreció hacerlo de manera pública, a lo que ella desistió. Y es que, anteriormente, Martos Lara fue objeto de señalamientos despóticos y de impedimentos para ejercer sus funciones. Por otro lado, la síndico procuradora de Culiacán consideró que el dictamen de la autoridad electoral a favor de sus compañeras va a sentar un precedente y puede evitar que más servidores públicos incurran en este tipo de faltas, en detrimento de la mujer.

Síguenos en