Opinión

LA GLORIETA

Por  La Glorieta La Glorieta

Comisarías. Tras casi un año de que se suspendieran debido a los requerimientos sanitarios del coronavirus, y luego de que el pasado 14 de enero la Comisión de Gobernación del Cabildo de Culiacán aprobara la convocatoria correspondiente, mañana lunes inicia el proceso de renovación de las 236 Comisarías Municipales, que se distribuyen en las 17 sindicaturas. De acuerdo con el documento en mención, las y los aspirantes deberán cumplir ciertos requisitos, y mediante consulta popular se designará a quien ocupará este cargo por los próximos tres años. En las comunidades rurales, este proceso causa expectación, aunque, dicho sea de paso, esta figura no ha sido valorada en su justa dimensión, como quizá sí lo ha sido la del síndico o síndica municipal. Y aunque su papel es fundamental, de cara a las necesidades sociales, pues la o el comisario es un enlace de las mismas con las autoridades municipales, es un tanto demeritado, a veces. Véase si no: no tienen asignado un sueldo formal, solo reciben una especie de estímulo mensual por 2 mil pesos (que, en ocasiones se les retrasa o simplemente no les llega), y carecen de prestaciones elementales, como aguinaldo o seguridad social, aunque el Ayuntamiento les otorga servicio médico.

La cuesta que cuesta. Tradicionalmente, la cuesta de enero no solo significa escasez de dinero en las familias, sino una posible escalada de precios de productos básicos y de otro tipo, afectando incluso a los sectores productivos, que se ven obligados a subir también los costos de sus servicios. El de la construcción es uno de los que, año con año, se ve afectado, pues en estas fechas siempre suben los materiales y, con ello, el costo de las viviendas. Según estimaciones de productores y distribuidores, los precios del cemento y la varilla en México iniciaron el 2021 con un alza del 7 y 9 por ciento, respectivamente. Al manifestar que desconoce los porcentajes reales (que pudieran ser más altos, dijo), el presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción en Sinaloa, José Ángel Carrillo, opinó que, más que aumentar los precios, el Gobierno federal debiera estabilizarlos y controlarlos para no golpear tanto la economía. Y fue más allá al decir que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador no ha establecido una estrategia clara para, no solo no afectar más a las empresas que ya han padecido la crisis económica por la pandemia, sino que le falta incentivarlas.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Daño a escuelas. Desde que iniciaron las clases virtuales, debido a la pandemia del COVID-19, y que hubo necesidad de trasladar las clases a la modalidad virtual, las escuelas públicas han sido objeto de diversos delitos, como robos, saqueos y vandalismo. Es lamentable y triste ver cómo el patrimonio del pueblo, ese donde ha iniciado la formación académica de muchas generaciones, esté siendo dañado por personas sin escrúpulos que buscan el dinero rápido y fácil, sin trabajar. En muchos de los casos, hasta por diversión ingresan a los planteles para pintar paredes o destrozar ventanas, como se ha visto en algunos videos viralizados hace un tiempo. Aquí en Sinaloa, el secretario de Educación Pública y Cultura, Juan Alfonso Mejía López, aseguró que, por un lado, las acciones preventivas y de vigilancia se reforzarán, en conjunto con autoridades y padres de familia, y, por otro, que las instituciones dañadas, que son 141 de las más de 5 mil que hay en todo el estado, podrán acceder a un seguro económico por los daños que hayan sufrido. El funcionario expuso que, a la fecha, se han recuperado gastos por 27 millones de pesos producto de este beneficio, amén de la entrega constante de mobiliario por parte de la Secretaría. Ojalá que le alcance el tiempo a Mejía López de cumplir con su palabra, antes de que se “encampañe” en su búsqueda de algún cargo de elección popular.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo