Opinión

Candidatos piensan que ganarán por el peso de Morena

LA GLORIETA 

Por  La Glorieta La Glorieta

Foto temática.(Reforma)

Foto temática. | Reforma

Engañados. La declaración de la diputada federal, con licencia, por el distrito 7 (y candidata a diputada federal, por la misma demarcación electoral), la morenista Merary Villegas Sánchez, en el sentido de que los que ahora buscan un cargo de elección popular por Morena se van con la “aviada” y piensan que ganarán por el peso de las siglas partidistas, no es ninguna novedad. Para ilustrar, es bueno recordar la cantidad de personas que se decían morenistas de hueso colorado y defensores de la Cuarta Transformación que, una vez que se conoció que no quedaron designados como tales en aquel controversial proceso interno, sin más, desaparecieron de escena. Muchos casos hay, como ejemplo. Ahí están el del exsíndico de Quilá, Marco Antonio García Espinoza que, de acuerdo a recuentos periodísticos, tiene en su haber varios procesos judiciales por diversos delitos; el mismo Jesús Estrada Ferreiro que, como dijo un conocido columnista local, el día de las elecciones pasadas (1 de junio 2018) se fue a dormir sintiéndose perdedor y, al día siguiente, se enteró que había ganado la alcaldía de Culiacán. Y es, precisamente, a lo que le apuestan todas y todos los ahora candidatos de Movimiento de Regeneración Nacional, incluida la misma Merary Villegas, que confía en el fenómeno López Obrador. Quizá lo único novedoso que pudo haber dicho la legisladora es que, ahora, la ciudadanía es más participativa, despierta y crítica. En pocas palabras, “van a morir engañados”.

Leer más: ¿Militarizar al país o destruir al ejército? 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El grandote. La tarde del pasado sábado, el youtuber y ambientalista, Arturo Islas Allende, publicó un video en el que narraba los esfuerzos por liberar a un elefante macho, asiático, llamado Big Boy, que vivió la mayoría de sus 40 años de edad como parte de un espectáculo circense, en Guadalajara, Jalisco. Según la explicación del conductor, la cual fue por demás conmovedora, con la participación desinteresada de empresarios, y de algunas personas altruistas, se compró al paquidermo a la tradicional familia Fuentes Gasca —que ya mantenía al animal solo por instinto, y en condiciones no muy propicias—, y se logró acordar el traslado a Culiacán. Islas Allende puso el dedo en la llaga al recordar aquella ley que prohibía el uso de animales en espectáculos y peleas, pero que nunca consideró el destino final de dichas especies. Emotivo es, además, el hecho de que un culiacanense participe en el rescate, traslado y conservación de este “muchacho grandote”: Ernesto Zazueta Zazueta, quien también ha sido puntual en hacer el mismo reclamo. Así que, de acuerdo a lo que han expuesto, este día es probable que Big Boy salga de Guadalajara para recorrer 700 kilómetros hasta el zoológico de ciudad capital, para ser sometido a una rehabilitación y supervisión médica por parte de Zazueta Zazueta, como parte de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México, de la cual es presidente. Luego, el muchachote será trasladado a un refugio de más de 25 metros cuadrados, ubicado a 20 kilómetros de Culiacán.

Leer más: ¡Ay Clarita, mentir si es pecado!

Diálogo. Luego de las protestas de conductores de motocicletas que fungen como repartidores de plataformas digitales, que piden la delimitación de áreas de estacionamientos para poder cumplir con su labor, la Unidad de tránsito y Vialidad, a cargo del comandante Pánfilo Díaz Juárez aseguró que la dependencia a su cargo está abierta al diálogo para buscar soluciones sin afectar a estos trabajadores. De alguna manera, el jefe policial justifica el proceder de sus elementos e, insiste en dialogar con estos empleados. Como se recordará, fue el pasado miércoles 31 de marzo cuando decenas de motociclistas iniciaron un recorrido desde Catedral hacia el Ayuntamiento para exigir el cese a lo que llamaron acoso por parte de elementos de Tránsito, todo a raíz de un altercado entre estos policías y un repartidor, que terminó con el decomiso de siete de este tipo de vehículos, cuyos conductores intentaron impedir la multa del primero. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo