Selecciona tu región
Opinión

"Semáforo Sandía", el semáforo epidemiológico en Sinaloa

LA GLORIETA 

Por La Glorieta La Glorieta

-

Semáforo sandía. Así calificó al semáforo epidemiológico del estado y en Culiacán, que actualmente está en amarillo, el dirigente de la sección 53 del Sindicato Nacional de Trabajadores al Servicio de la Educación (SNTE), Fernando Sandoval, pues refirió que cuando lo ponen en color verde, no necesariamente significa una reducción de casos, sino que la realidad es que por dentro la situación está como para color rojo, similar a una sandía: “verde por fuera y rojo por dentro”. Con esa analogía el dirigente cuestionó las decisiones de la autoridad estatal al permitir el regreso parcial a clases presenciales en plena tercera ola de contagios de coronavirus. Incluso ayer, durante el anuncio de un homenaje a los maestros que han hecho frente a la pandemia, tanto fallecidos como sobrevivientes, recordó que en lo que llevamos de pandemia, más de 2 mil miembros del sindicato se han contagiado, y de ellos 570 han fallecido; también aseguró que 376 trabajadores de la educación se han infectado de covid-19 al tiempo de haberse vacunado, por lo que se mantuvo en la postura de no reanudar clases presenciales en las escuelas que le pertenecen a su sección.

Lo que hacen con las manos lo derrumban con los pies. Aun cuando no hemos salido de la fase de riesgo de contagio de covid-19, las propias autoridades siguen propiciando escenarios y condiciones para el arremolinamiento de ciudadanos. Por un lado, ayer cientos de beneficiarios del programa Becas Benito Juárez coincidieron a la misma hora y en el mismo lugar, en pleno centro, por la Obregón, en las instalaciones del Banco Bienestar para intentar cobrar en reducido espacio, donde solo pensaban atender a 50, pero llegaron cerca de 5 mil beneficiarios, incluidos adultos mayores y discapacitados. Imposible que la gente no se contagie en estas condiciones, cuando hubiera podido mejorar la logística para estos pagos. Y en esa misma línea apunta el gobierno estatal, que mañana realizará el tradicional Grito de Independencia desde el Palacio de Gobierno, pero con mil 500 invitados que estarán en la explanada, a quienes trasladarán en camiones desde las colonias populares, dizque con todas las medidas sanitarias. Algunos funcionarios han coincidido por debajo de libreta, que mejor se hubieran ahorrado el gasto de alrededor de 350 mil pesos y hubieran cancelado el Grito, sobre todo atendiendo las medidas sanitarias, pues se supone que no se deben alentar las aglomeraciones, así se trata de espacios públicos.

Falsas esperanzas. A mes y medio de que el presidente Andrés Manuel realizara desde esta ciudad la tradicional mañanera y ahí se comprometiera a que atenderían el caso de la Omar Ulises Arcos, el joven de 23 años que, en busca de un mejor futuro, intentaba cruzar a los Estados Unidos, pero en el trayecto fue baleado por militares y además lo inculparon de portar arma de uso exclusivo del Ejército, todo fue un espejismo, pues no solo no le han ayudado, sino que han intentado en varias ocasiones desalojar a su mamá de la explanada del Zócalo en la Ciudad de México, donde ya tiene varios meses buscando ser atendida personalmente por el mandatario federal, el mismo que en campaña atendía a todos.

Les comen el mandado. Hace unos días recordábamos que la mayoría de las invasiones de terrenos son alentadas por seudolíderes, por vivales que siempre buscan un beneficio propio y, de paso, para sus cercanos. Pues así pasó en la reserva territorial propiedad del gobierno estatal en la zona de Aguaruto, en donde, de acuerdo con el titular de la Comisión de Vivienda del Estado de Sinaloa, Noé Heredia Ayón, hay un líder que además de hacer negocios, está engañando a los invasores, lo que ante la ley podría tipificar como fraude. Incluso se espera que la autoridad estatal busque llevar a proceso a esta persona que ya tienen identificada. Pero lo lamentable, dijo el funcionario, es que muchas veces quienes terminan asumiendo el problema son las personas que realmente necesitan una vivienda, por lo que el llamado es a que no se dejen engañar por vivales y que, si ocupan un predio, acudan a la dependencia a su cargo.

Síguenos en