Selecciona tu región
Opinión

La renuncia de González Elizalde a la Vicefiscalía reviva rumores de la salida del fiscal

LA GLORIETA 

Por La Glorieta La Glorieta

-

Ruido en la Fiscalía. La renuncia de Nuria Alejandra González Elizalde a la Vicefiscalía General del Estado de Sinaloa este fin de semana, reavivó las versiones que apuntan a la salida del fiscal general Juan José Ríos Estavillo, muy probablemente este lunes. Al interior de la Fiscalía hay quienes advierten que la renuncia del expresidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos es un hecho ya concertado, que incluso esta misma semana que inicia podría hacer llegar la solicitud de retiro ante el Congreso de Sinaloa para su aprobación. Y con él, anticipan, se irían varios funcionarios, incluidos los vicefiscales en la zona centro, norte y sur, quienes llegaron con él al igual que Nuria, por lo que no entran en los planes de la próxima administración. Quien por lo pronto queda como vicefiscal y muy seguramente asuma como encargado de despacho una vez que se retire Ríos Estavillo, es Dámaso Castro Saavedra, un funcionario de carrera al interior de la Fiscalía. Pero que nadie coma ansias, pues también hay versiones que apuntan a que la silla está reservada para una mujer, por lo que la lista de personajes interesados, en su mayoría varones, tendrían escasas posibilidades, por no decir que nulas. Ya veremos, por lo pronto será el Consejo Estatal de Seguridad Pública (CESP), quien una vez retirado Ríos Estavillo emita una convocatorio y seleccione a cinco perfiles para presentárselos al próximo titular del Ejecutivo estatal, es decir, Rubén Rocha Moya, para que este elija tres y los pase al Congreso de Sinaloa, donde finalmente se encargarán de avalar al “ungido”, claro, previamente avalado por quien para ese momento ya será gobernador.

En el Congreso esperan la renuncia. Por lo pronto, en el Congreso de Sinaloa los diputados están a la espera de que les llegue la solicitud de renuncia del aun fiscal general del estado, pero hasta este fin de semana no había ocurrido y así lo confirmó el presidente de la Junta de Coordinación Política, Feliciano Castro Meléndrez. El morenista dijo desconocer la versión que apunta a que Ríos Estavillo pretende solicitar no solo su retiro, sino irse con una pensión de Magistrado, pues quiere hacer valer sus ocho años y tres meses como “ombusdman” en la CEDH, y los siete años de mandato en la Fiscalía, a pesar de que aún le faltan dos años y medio por cumplir

Se van sobre el de Finanzas. Movidito y un poco agitado se vivió este fin de semana en el Congreso Local durante la comparecencia del Secretario de Administración y Finanzas, Luis Alberto de la Vega Armenta, quien por más que intentó destacar los aciertos en el manejo de los recursos por parte del Gobierno quirinista, no escapó a los señalamientos de los diputados que forman parte del grupo mayoritario. Y es que el presidente de la Comisión de Hacienda Pública y Administración, el hoy morenista Jesús Alfonso Ibarra Ramos, le cuestiono que por cada 10 pesos que ha gastado esta administración, siete se vayan al pago de la burocracia y solo 50 centavos se destinen realmente a los ciudadanos. Le cuestionó también al funcionario la existencia de 3 mil 134 millones de pesos de pasivos a corto plazo sin fuente de pago, es decir deuda para la que no se tiene dinero para pagar, esto a pesar de no haber incrementado la deuda a largo plazo. En fin, en ese tono estuvieron las críticas a pesar de que la legisladora priista, Gloria Himelda Félix Niebla, intentó destacar las “finanzas sanas” de Ordaz Coppel.

Cuestionan obras. Quien se sumó a la crítica a la actual administración fue la coordinadora de los diputados pasistas, Alba Virgen Montes Álvarez. Ella se enfocó en las obras que consideró “elefantes blancos”, y se refirió particularmente a los nuevos hospitales generales de Culiacán y Mazatlán, además del nuevo Hospital Pediátrico de Sinaloa, los cuales, aseguró, se entregarán a la próxima administración sin funcionar ante la falta de equipamiento. También arremetió contra la construcción del estadio de futbol en Mazatlán, donde se invertirían 460 millones de pesos, pero al final gastaron 675 millones.

Síguenos en