Selecciona tu región
Opinión

La Glorieta

Por La Glorieta La Glorieta

-
audima

Hay de morosos a morosos. Luego de que el alcalde Jesús Estrada Ferreiro señalara que el diputado Serapio Vargas debe como 300 mil pesos por concepto de impuesto predial, el legislador le respondió afirmando que efectivamente debe, pero no 300 mil como afirma el primer edil, sino solo la módica cantidad de 55 mil pesos por una propiedad. Pero lo peor no es la deuda, sino el hecho de que no le piensa pagar, pues Serapio afirma que antes esperará a que el Congreso del Estado apruebe una reforma al Artículo 35 fracción primera de la Ley de Hacienda Municipal para que configure una nueva base tributaria, pues afirma que la actual es inconstitucional bajo el argumento de que se impone impuesto a la posesión, y asegura que eso lo sabe el presidente municipal, a quien, por cierto, dice haberse encontrado el miércoles por la noche en el juego de beisbol, pero que al toparlo de frente Estrada bajó la mirada. Será cierto, quién sabe, pero de que hay pique entre ambos, lo hay.

El PRI dispuesto a ceder un diputado. Resulta que al coordinador del grupo parlamentario del PRI en el Congreso Local, Ricardo Madrid Pérez, no le desagrada la idea de ceder uno de sus ocho legisladores al PAN, su aliado en la última elección, para que vuelva a ser un grupo parlamentario luego de que Adolfo Beltrán Corrales se declarara “sin partido”. Quienes estarían en la posibilidad de prestarse al "juego" son los diputados Feliciano Valle Sandoval, quien llegó al Congreso por la vía directa del voto y en alianza con el PAN, o Luis Javier de la Rocha Zazueta, para quien su impedimento podría ser que llegó por la vía plurinominal. Al originario de Guasave parece que la idea no le desagrada, mientras que de la Rocha ya tiene antecedentes como excandidato panista, así que por el que se decidan, al parecer caerá parado en la fracción albiazul. No hay que olvidar que Chanito Valle aspira a ser alcalde de Guasave, por lo que ese juego con el PAN podría ser la puerta a esa candidatura que tanto anhela llegado el momento.

Repuntan contagios en personal de salud. El hecho de que en solo una semana el número de trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social haya aumentado de 179 a 500, es decir un incremento del 179.33 por ciento, aun cuando la gran mayoría son casos leves, es preocupante, pues no solo refleja lo rápido que se contagia la variante ómicron, sino que podría poner en aprietos la prestación de servicios en las diferentes instituciones de salud donde a diario llegan cientos de pacientes con síntomas por una prueba diagnóstica, por atención médica o por una incapacidad laboral, y la cadena de contagios se acelera día a día. Esa “simple gripa”, como la llamó el alcalde Jesús Estrada Ferreiro, ha resultado efectivamente menos grave en sus síntomas, pero no porque el virus sea más benévolo, sino por el efecto de las vacunas, y eso lo han dicho hasta el cansancio en las últimas semanas el personal médico y la comunidad científica. En el caso de Sinaloa, hace unos días el secretario de Salud, Héctor Melesio Cuen, admitió que hay entre un 20 y un 25 por ciento de personas que no tienen ninguna vacuna, y son ellos quienes podrían estar en riesgo con esta “simple gripa”, y la mentó que muchos de este porcentaje no se han vacunado porque no quieren. Y otro dato relevante es que tres de cada 10 internados en las últimas tres semanas no cuentan con ninguna vacuna anticovid-19, de acuerdo con cifras del IMSS.

Mucho ruido y pocas nueces. Esta frase bien podría aplicar a la manifestación que realizaron este miércoles integrantes del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Culiacán (Satasac), liderados por Julio Duarte, quien presumió en redes haber sido atendido por el alcalde, pero no le resolvió nada sobre la petición de un aumento salarial del 7 por ciento y no del 2.5 como les ofrece. Incluso los envió a con la tesorera municipal, quien les hará una contrapropuesta.

Síguenos en