Opinión

La buena relación entre el gober de Sinaloa y AMLO

Por  Fernando Zepeda

Buena relación. El gobernador Quirino Ordaz Coppel es un convencido de que el presidente López Obrador respeta a quienes hablan “derecho”. A quienes actúan con transparencia y no se valen de sus cargos para beneficio personal. Hablar derecho, al  chile, sin rollo y con resultados que se ven a simple vista, es lo que le ha valido a Quirino escalar el grado de confianza que se percibe del Presidente hacia su persona. Ayer, y con los estragos naturales que provoca el “jet lag”, Quirino participó junto con los demás  gobernadores priistas en un encuentro con el presidente López Obrador. Al decir del propio gobernador, fue un encuentro amistoso, de respeto mutuo, donde se pudieron abordar temas como el Insabi, educación, campo, pesca, y claro está, seguridad. Los cinco temas tienen incidencia en Sinaloa. En salud, Quirino fue uno de los primeros gobernadores del país que respondió a la convocatoria federal para suscribir el convenio de colaboración. En educación, Sinaloa es considerado por el propio titular de Educación Federal, Esteban Moctezuma, como ejemplo nacional en varias de sus ramas. El tema del campo es algo que Quirino ha insistido en atender con escrupulosa atención, por la importancia de Sinaloa en esa área. El tema de pesca, aun cuando el Gobierno Federal desapareció su programa de apoyo temporal, el Estado la continúa con recursos propios pues sabe que el sector pesquero, particularmente los obreros del mar, requieren de ese apoyo. Y sobre el tema de seguridad está claro que Sinaloa está aportando su esfuerzo estatal y con ello el Presidente, y particularmente el secretario de Seguridad Federal, Alfonso Durazo, ha respondido reforzando los elementos que se tienen en el estado. López Obrador ha tenido la distinción hacia Quirino con calidez y buen trato. Quirino le reconoce la claridad con la que se dirige, y sobre todo que platica en forma directa, sin rollo, tal y como el gobernador gusta de hacerlo. De ahí viene la buena relación entre Quirino y López Obrador que ninguna grilla ha logrado quebrar. Ya algunos lo han entendido. Pero otros siguen sin ver la realidad.

Tiempo de rendir cuentas. Quienes viajaron a España ya retornaron. Y ahora corresponde que rindan cuentas de lo gastado, pero sobre todo de la agenda (si es que existió en el caso del alcalde de Mazatlán) para estimar si realmente fue un viaje de trabajo o de placer. Las fotos y videos que se conocieron solo dan  cuenta de que el alcalde Luis Guillermo Benítez y su comparsa se fueron a divertir y bailar con la banda El Recodo. ¡No te acabes presupuesto!

Negocio a la vista. Esta administración no podía ser la excepción. Más temprano que tarde, de repente les entra la urgencia de renovar el alumbrado público. Eso hizo Carlos Felton y le llovieron las acusaciones. Ahora estos preparan algo así, pero más grande. Si de que son ambiciosos…Lo son. 

Ratifica denuncia contra “El Químico”. El periodista Mario Martini fue claro y preciso. Exhibió un “face” desde donde han calumniado a su hijo. Martini es prudente, pero nosotros no. Atrás de esta nueva andanada de calumnias contra periodistas y sus familias está la administración que encabeza “El Químico”. El alcalde ha dado muestras de que toma decisiones con el estómago. Y sus colaboradores también. Hace bien Martini de responsabilizarlo a él y sus colaboradores de lo que pueda pasarle a su familia. Eso pasa cuando llega al gobierno gente sin escrúpulos. Capaces de hacer sus tropelías con impunidad.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo