Opinión

La carne humana

LA VIE ENROSE

Por  Ana en Rose

La carne humana(Imagen ilustrativa/ Pexels)

La carne humana | Imagen ilustrativa/ Pexels

La verdad es que no me gusta mucho hablar de religión y les prometo que esto no será un sermón, pero para aquellos católicos que me leen, deben saber perfectamente en las fechas que nos encontramos: estamos nada más y nada menos que en plena Cuaresma.

La verdad no me meteré mucho en la práctica pero sí les diré que durante este tiempo, los días viernes no se come carne roja, o sea carne que proviene de vaca o de cerdo (los veganos dirán que esta práctica debería de ser siempre y no solamente de esos alimentos, sino de muchísimos más, pero bueno, eso es otro tema para alguna otra ocasión).

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

En fin, alguna vez, durante algún viernes, me ha tocado escuchar la frase “no se come carne humana” y no, no se refiere a nada de canibalismo. Esta frase se dice más que nada para evitar “comernos” a la gente con nuestras palabras.

Leer más: Hermanos del alma

¿Cuántas veces no nos acabamos a la vecina por hacer tal o cual cosa? ¿Qué tantas cosas criticamos de las fotos que vemos en Instagram? Muchos de nosotros fácilmente sufriríamos obesidad si “comerse a la gente” engordara de verdad, somos más críticos que Simon Cowell en The X Factor.

A lo que quiero llegar es que la línea es muy delgada entre el comente y la criticonería y la verdad es que uno sabe perfectamente cuándo va nuestra lengua diciendo cosas con veneno y cuándo la pedrada va dirigida para alguien (sin darnos cuenta que ese alguien somos nada menos que nosotros mismos). Somos el mero reflejo de lo que criticamos. Por eso siempre hay que estar pendientes de lo que sale de nuestra boca.

Leer más: Maravilla somos

Porque como bien dijo Ghandi:

“Tus creencias se convierten en tus pensamientos.
Tus pensamientos se vuelven tus palabras,
Tus palabras se convierten en tus acciones,
Tus acciones se convierten en tus hábitos,
Tus hábitos se convierten en tus valores,
Tus valores se convierten en tu destino”.

Entonces... viendo cómo se desencadena todo esto ¿ya comieron?

Ana en Rose.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo