Opinión

La causa de la guerra es el gas

SATIRICOSAS
Avatar del

Por: Manú DornbiereR

El boletín No 540 de CIAR, el sitio "ARMAS CONTRA LAS GUERRAS", que intitula Claves para entender los sucesos de Iraq es la única explicación e información lógica de la actual guerra mundial, que se extiende cada vez más, camuflada por un enjambre de mentiras de los medios de comunicación occidentales especialmente. Esta nueva guerra por el dominio de los recursos del planeta bajo la férula de los hiper ricos del Nuevo Orden Mundial, está acabando con poblaciones desde Ucrania hasta Gaza. Además explica la nueva tortura a Iraq, país que destruyeron los malditos Bush para robarse sus hidrocarburos y ataca por igual las rutas del gas iraní a través de Siria hacia el Mediterráneo y del otro lado, a China. Tres escritores, un español, un italiano y un francés confluyen en CIAR en la empresa de explicar la verdad de "La Guerra del Gas". Por razones de espacio dejo para otra ocasión la importante y abultada info del escritor italiano, Manlio Dinucci. Alfredo Embid (Zaragoza 1950) explica sobre el tema:

"Los efectos se amplían ahora que se ha dado a conocer el descubrimiento de nuevos yacimientos en Gaza cuya importancia y ubicación fue mantenida secreta igual que la de los de Siria. En Gaza, Israel pretende robar el gas palestino expulsando a la población según un antiguo plan bien establecido utilizando la excusa de los 3 israelíes muertos (…) Los acuerdos internacionales establecidos para los yacimientos Marine-1 y Marine-2, desde 1999 en las aguas territoriales de Gaza han sido boicoteados reiteradamente por Israel. A estos yacimientos en el mar hay que añadir según la agencia gubernamental estadunidense de estudios geológicos, otros yacimientos de gas y de petróleo en los territorios palestinos de Gaza y de Cisjordania. Estos yacimientos de gas codiciados en el Mediterráneo incluyen también los de la costa del Líbano descubiertos en 2010, el Leviathan (que comparten Israel y Líbano) lo que explica el interés de extender la desestabilización también a este país. Además del interés de conectar el BTC vaya desde Turquía con el Trans-Israel que llevaría los recursos del mar Caspio al Rojo abriéndole camino a Asia... a condición de suprimir la costa Siria y del Líbano como propuso hace años el teniente coronel Ralph Peters".

"Cuando Siria en 2013 conoció la importancia de sus yacimientos, que había sido ocultada, firmó varios contratos con Rusia para la futura explotación del gas sirio. En 2014 los palestinos discutieron con Rusia la posibilidad de confiarle la explotación de su yacimiento de gas de las aguas de Gaza, un yacimiento de petróleo en los alrededores de la ciudad palestina de Ramallah, en Cisjordania y la construcción de una termoeléctrica. Así pues la principal causa común de estos conflictos en Iraq, Gaza, en Siria y en el Líbano es de nuevo 'la mierda del diablo' como denominan los africanos a nuestro "oro negro". Sin comprenderlo es imposible entender el nuevo genocidio en Gaza". En México, más elegantemente decía el poeta López Velarde en 'Suave Patria': 'El Niño Dios te escrituró un establo.. Ylos veneros de petróleo, el Diablo".

>

Pero continuemos leyendo a Embid: "Se trata además de los objetivos regionales, de impedir el desarrollo de Rusia y sobre todo de China, que es quién necesita los hidrocarburos para proseguir su espectacular desarrollo económico, ya que a Rusia le sobran. El hecho de que los iraquíes hayan firmado ya hace años el paso por su territorio del gaseoducto Irán –Siria– Mediterráneo, de que ya estén vendiendo cantidades importantes de gas a China y hayan aceptado la colaboración china en la prospección de los hidrocarburos en su país, que ya está funcionando, es un agravante. La posible cooperación respecto a los nuevos yacimientos sirios con Rusia es otro motivo de inquietud. Que palestinos también consideren aceptar la ayuda de Rusia para la construcción de su infraestructura energética también lo es. Y todavía más si consideramos la reciente cooperación militar entre Iraq, Irán y Rusia.Todo ello hace más urgente para Estados Unidos e Israel impedir estos acuerdos para poder robar los hidrocarburos de toda la zona impunemente".

THIERRY MEYSSAN: La guerra por el control de los pipelines en Iraq. -En 2001 a través de su libro"La Gran Impostura" sobre la mentirota bushiana de las Torres Gemelas, dizque destruidas por "terroristas" musulmanes y no por bombas internas como se ha probado a lo largo de estos años, conocí a Thierry Meyssan (1957, Talence, Francia), periodista, activista e investigador de la extrema derecha mundial. Demostró en el momento que "el avión que se estrelló en el Pentágono en 2001", simplemente fue una burda falsedad. Meyssan es el creador de "Red Voltaire". En persona lo conocí en París en 2002 y desde entonces he seguido las persecuciones de que ha sido objeto, pero sobre todo he seguido los éxitos de sus conocimientos y veracidad. La fobia de Ariel Sharon, Kefar Malal, (1928- enero 2014 después de 8 años en coma) militar y político israelí, representante del ala más radical del partido derechista Likud y primer ministro de Israel entre 2001 y 2006, fue implacable. Hoy da Thierry Meyssan en CIAR,- informaciones contundentes que resumo:

" … Todo el mundo sabe desde hace décadas que el sur del Mediterráneo encierra grandes yacimientos de gas natural localizados en las aguas territoriales de Egipto, Israel, Palestina, Líbano, Siria, Turquía y Chipre. Pero sólo los «occidentales» sabían desde 2003 cómo estaban repartidos esos yacimientos y cómo se extendían bajo la plataforma continental.

Como reveló en aquel momento el profesor Imad Fawzi Shuebi, una compañía noruega llamada Ansis realizó legalmente en Siria un trabajo de medición del país en cooperación con la compañía petrolera nacional. Ansis trabajó también con otra compañía –igualmente noruega– llamada Sagex. Ambas compañías noruegas sobornaron a un responsable de los servicios secretos, realizaron secretamente una serie de investigaciones tridimensionales y descubrieron la increíble importancia de las reservas sirias de gas, que resultaron ser incluso más grandes que las de Qatar.

Posteriormente, Ansis pasó a ser propiedad de Veritas SSGT, una compañía franco-estadunidense con sede en Londres. Los datos que había recogido fueron revelados de inmediato a los gobiernos de Francia, Estados Unidos, Reino Unido e Israel, que rápidamente establecieron una alianza para destruir a Siria y robar el gas de ese país.

En 2010, Estados Unidos confió a Francia y al Reino Unido la tarea de recolonizar Siria. París y Londres formaron entonces una coalición que designaron con el nombre de «Amigos de Siria». Esta coalición conformó un «Grupo de Trabajo para la Reconstrucción Económica y el Desarrollo» que se reunió, en mayo de 2013, en los Emiratos Árabes Unidos, bajo la presidencia de Alemania. Unos 60 países se repartieron entonces el pastel que todavía no habían conquistado. Por supuesto, la mayoría de los países participantes en aquel encuentro ignoraban lo que habían descubierto las compañías Ansis y Sagex. El Consejo Nacional Sirio estaba representado en aquel grupo de trabajo por Osama al-Kadi, exresponsable en British Gas de la aplicación de las estrategias militares al mercado de la energía.

No fue hasta el verano de 2013 que el gobierno sirio tuvo conocimiento de los descubrimientos de la Ansis y la Sogex, lo cual le permitió comprender cómo había logrado Washington montar la coalición que estaba tratando de acabar con el estado sirio. A partir de aquel momento, el presidente sirio Bachar al-Assad ha firmado varios contratos con empresas rusas con vistas a la futura explotación del gas sirio.

El gas en Israel, en Palestina y en Líbano: Por su parte, British Gas exploraba las reservas palestinas. Pero Israel se oponía al inicio de su explotación por temor a que los palestinos utilizaran los ingresos para comprar armas. En julio de 2007, el nuevo enviado especial del Cuarteto (ONU, Unión Europea, Rusia, Estados Unidos) Tony Blair negoció un acuerdo entre palestinos e israelíes, acuerdo que debía permitir la explotación de los yacimientos Marine-1 y Marine-2, en las aguas territoriales de Gaza. El entonces primer ministro de la Autoridad Palestina, Salam Fayyad, aceptó que British Gas depositara los ingresos de la Autoridad Palestina en una cuenta bancaria bajo control de Londres y Washington para garantizar que esos fondos se destinaran al desarrollo económico.

En aquella época, el exjefe del estado mayor de las fuerzas armadas israelíes, general Moshe Ya'alon, publicaba en el sitio web del Jerusalem Center for Public Affairs un estruendoso artículo donde observaba que el acuerdo negociado por Tony Blair no resolvía el problema ya que, en definitiva, el Hamas acabaría teniendo acceso a una parte de aquel dinero mientras estuviese en el poder en Gaza. El general Ya'alon concluía que la única manera de garantizar que los ingresos del gas palestino no financiaran la Resistencia sería emprender «una operación militar global para arrancar de raíz el Hamas de Gaza» .

En octubre de 2010 las cosas se complicaron aún más cuando Noble Energy Inc. descubrió un mega yacimiento de gas offshore, el Leviathan, que abarca parte de las aguas territoriales israelíes y libanesas. El Leviathan venía a agregarse al yacimiento Tamar, descubierto en 2001 por British Gas en aguas israelíes.

El Líbano, por iniciativa del Hezbollah, presentó de inmediato el caso a la ONU e hizo valer sus derechos de explotación. Pero, ignorando las protestas libanesas, Israel comenzó a explotar unilateralmente el gas de los bolsones que abarcaban las aguas de ambos países.

La guerra por el gas palestino: La actual ofensiva de Israel contra la franja de Gaza tiene varios objetivos. En primer lugar, el Mossad organizó el anuncio del secuestro y asesinato de 3 jóvenes israelíes para impedir que el parlamento adoptara una ley que prohibiría la liberación de «terroristas» . Y posteriormente, el general Moshe Ya'alon, hoy ministro de Defensa, utilizó ese pretexto para desatar una ofensiva contra el Hamas, aplicando así su análisis de 2007. (…) Lo único que permite llegar a una comprensión correcta de los acontecimientos es su lectura bajo el ángulo de los intereses en materia de control de las fuentes de energía ya que –desde el punto de vista político– no es de interés para Israel destruir el Hamas, movimiento a cuya creación contribuyó para debilitar a al-Fatah. Tampoco es interés de Siria ayudar el Hamas a resistir, tratándose de un movimiento que se alió con la OTAN y que ha enviado yihadistas a luchar contra el estado sirio. La fase de la «primavera árabe», destinada a poner la Hermandad Musulmana en el poder en todos los países árabes, ha quedado atrás y no debemos olvidar que el Hamas no es otra cosa que la rama palestina de esa cofradía. En definitiva, el imperialismo anglosajón actúa siempre en función de las ambiciones económicas que él mismo impone sin importarle las lógicas políticas locales. Lo que define de forma realmente duradera las fuerzas que conforman la dinámica del mundo árabe no es la diferencia entre partidos religiosos y laicos sino el hecho de estar en el bando de quienes colaboran con el imperialismo o en el bando de quienes han optado por la resistencia". (TM).

Satricisoas.es.tl