Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

La estatura no es impedimento

Por: Filiberto Inzunza

La  estatura no es ningún impedimento para jugar bien al futbol o cualquier otro deporte. No debe de haber discriminación.  Ser “chaparrito” en el balompié constituye velocidad, habilidad y destreza. Situación que un jugador de estatura alta no lo desarrolla igual. Existen las comparaciones, aun de que sean odiosas. El comentario viene a colación por el incidente suscitado entre el defensa estadounidense Matt Miazga, que mide 1.93 m., y el delantero mexicano Diego Lainez, de 1.67 m. Todo se originó en un enfrentamiento mano a mano en el choque “amistoso” entre las dos selecciones. ¡Un clásico de la Concacaf  que calienta! Los jugadores de “estatura” llaman mucho más la atención de los visores de clubes profesionales. Esa es la encomienda. Pero han existido grandes estrellas en el balompié mundial que no le piden nada a esos “grandotes”. Existen muchos ejemplos: Pelé, Maradona, Messi.

Colofón. Y a propósito de traljos, raufas, jaradillas, -“traducción- “Para mí tú eres muy bella, ya no te voy a dejar”. ¡Ai´sí! Un distintivo amplio lo ha sido el diminuto delantero Sebastián Giovinco, que milita en la MLS y dolor de cabeza para cualquier defensiva. Y tenemos casos de pelite, como Andrés Iniesta, Aaron Lennon, 1.65 m., y milita en la Premier League con el Everton. El argentino Diego Buonanotte, con 1.60 m., exjugador del Málaga. Y muchos más que son veloces y escurridizos y cualquiera quisiera tenerlos en sus filas.