Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

La fiesta del Mundial

MI PUNTO DE VISTA

Tanto talento junto —bueno, seguro que no todos los equipos lo traerán—, reunido en una competencia tan importante, sólo lo habíamos visto en par de ocasiones cuando Sinaloa organizó el Torneo Japan Boys.

Pero ahora que nuestra entidad se viste de gala con un evento de mayor envergadura, vaya usted a saber la clase de jóvenes que tendremos en escena con este Campeonato Mundial de Beisbol U-15 que acaparará la atención, al menos, de los 18 países que estarán representados en una justa deportiva ya con el precedente de haber resultado tan exitosa en el mismo suelo mexicano.

El certamen mundialista llega a Sinaloa tal vez en las fechas menos propicias, por las inclementes condiciones climatológicas, que a diario tendrá el riesgo de una suspensión de actividad a causa de lluvia. Esperemos que sea realmente por ese rubro, y no por el excesivo calor que apenas hace menos de una semana causó estragos —sin llegar a los extremos— en jugadores de menor edad que vivieron un calvario tanto en Culiacán, como en Mazatlán.

Asegurar que las condiciones climáticas podrían variar en beneficio de los chamacos, es imposible. Pero el tiempo que permita el desarrollo de algunos encuentros —esperemos que sean todos—, estoy seguro que seremos testigos de encuentros espectaculares e interesantes, por una simple y sencilla razón: que jugarán los prospectos más sólidos, algunos firmados y otros no, de clubes profesionales tanto en Estados Unidos como en México y Venezuela.

Y precisamente porque esas escuadras traerán consigo a lo mejor que existe en la baraja nacional; el campeonato será un imán increíble de scouts, tanto ligamayoristas, como de nuestra República Mexicana que vendrán a la caza de talentos, sobre todo con aquellos que están en vías y posibilidades de plasmar su rúbrica en ese contrato que les abra las puertas hacia el profesionalismo.

Cuestionado por algunos que desde su perspectiva lo consideran como una especie de tianguis de piernas al mejor postor, no deja de ser interesante e importante el torneo porque es precisamente la edad que más llama la atención de los buscadores para iniciar su desarrollo y formación.

Ténganlo por seguro que algunas noticias surgirán al respecto, porque en parte esa es la tarea de los scouts y, quiérase o no, el objetivo de los jóvenes que sueñan con cruzar la frontera de los Estados Unidos.

Visitantes. Además del espectáculo deportivo, para los escenarios donde habrá de desarrollarse, recibieron una manota de gato; la autoridad municipal y estatal puso especial énfasis en la seguridad de las selecciones que habremos de recibir con esos brazos abiertos en teoría, porque nunca vemos a nadie hacerlo.

Aunque todos los equipos tendrán ese apoyo, el de Estados Unidos no sólo pide, sino que exige una marca personal en cada movimiento que hace el grupo. Los gringos han sido, además de temerosos, muy precavidos para pisar suelo sinaloense, por todo lo que se dice y se habla fuera de nuestras fronteras.

Esperemos que la fiesta empiece y termine en paz.

Los norteamericanos, junto con el actual campeón Venezuela, Japón, Cuba, China y el anfitrión México, serán los conjuntos a seguir y más serios candidatos al título.

El equipo azteca se integró con pinzas. Fueron muy cuidadosos en formar ese grupo que dará mucho de qué hablar, por la capacidad y corpulencia de muchos de sus integrantes. Y aunque sólo tendrá en la lista a tres sinaloenses, el mochitense Carlos Soto vale casi por más de la mitad, porque se trata de un talento nato que a sus 15 años ha sido capaz de conectar panorámicos cuadrangulares en el Emilio Ibarra, como jugador de la Liga Clemente Grijalva.

No le pierdan la vista.

--

Ayer Dios me permitió escribir estas líneas; hoy sólo ÉL sabe si podré hacerlo de nuevo.