Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

¿La final esperada?

MI PUNTO DE VISTA

Argentina es el otro finalista. Chocará contra Alemania el domingo próximo, cuando caiga el telón de una Copa Mundial llena de sorpresas, de lesiones y de pocas figuras a seguir. Sí, porque a falta de dos partidos, todavía no está muy claro quién pudiera erigirse como el hombre más importante del certamen, al menos en la apreciación de muchos, entre ellos un servidor.

¿Usted en algún momento vaticinó esa final? estoy seguro que no.

Por ser Brasil el anfitrión, muchos pensamos que la selección carioca estaría en el juego por el campeonato. Pero los pronósticos no fueron buenos a partir de aquel empate con México, y confirmado por la escandalosa goleada que recibió de manos de los teutones para mandarlos a un partido por el tercer lugar.

Sinceramente los pronósticos apuntaban hacia otros lados. Por ejemplo, la gran mayoría se fue con Alemania contra Holanda, después de la vapuleada que estos últimos le pusieron al todavía actual campeón España en la primera jornada.

Los holandeses, sin embargo, vinieron de más a menos. México los exhibió en ese juego que ganaron gracias al todavía polémico penal de Robben.

A los argentinos tampoco los colocaban como posibles finalistas. Pese a tener a una de las grandes figuras del balompié mundial, Lio Messi, los sudamericanos no tienen esa etiqueta que los coloque como posibles ganadores de la Copa. Están en la final, es cierto, pero no muchos creen que puedan pasar sobre los alemanes.

Argentina y Alemania jugarán una tercera final en su historia. La última fue en 1990, ganada por los teutones, cuando cuatro años antes de la mano de Diego Armando Maradona ganaron el Mundial de México 86.

Los alemanes podrían ir en caballo de hacienda para ese cotejo. Les favorecen muchas cosas, entre ellas que llegarán más descansados y sin haber sido exigidos a más minutos de juego como al que tuvo que recurrir Argentina en su encuentro con Holanda y que terminó por definirse en penaltis.

Los holandeses perdieron la brújula y la capacidad de anotar. No lo digo exactamente por los penaltis que fallaron.

Quisiéramos que ganaran los "Chés", por estar en territorio americano, pero la balanza se inclina a favor de Alemania, por lo que han demostrado y por lo poco que ha ofrecido Messi y compañía.

¿No cree usted?

Desmanes. Es una lástima lo que sucedió en Brasil después de la humillante derrota de su selección ante Alemania.

Pero no se podía esperar otra cosa ni reacciones de otro tipo en un país convulsionado por problemas sociales antes de que arrancara la Copa Mundial.

Su afición no perdonó este nuevo fracaso. Esperaban que no sucediera lo mismo que en 1950, aunque esta vez ni a la final llegaron. Al cuadro carioca le faltó algo más que capacidad técnica, individual y de conjunto. No tuvo figuras rimbombantes, y no porque no haya querido convocarlas.

En Brasil hay escasez de jugadores como para integrar un once con el brillo y talento en cada posición, como sucedía en la década de los 60 y 70. Muchos hablan de Neymar, pero nada más, aun y cuando la gran mayoría juega en las mejores ligas del planeta.

--

Ayer Dios me permitió escribir estas líneas; hoy sólo Él sabe si podré hacerlo de nuevo.