Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

La gente del Peje: quién es quién

Por: Manú Dornbierer

Si uno vota con 30 millones de personas por Morena es simplemente porque se comparten ideas respecto a la patria, explotada por décadas por los prianistas. Y ¿cuáles serían esas ideas? Bastante sencillas, empezando por el nacionalismo vs. el entreguismo, la honradez vs. el saqueo capitalista. Incluyen ambas la pérdida –esperemos no irremediable– de los recursos nacionales. Pero la principal es LA JUSTICIA SOCIAL, la lucha por el ideal de darle a cada ciudadano del país las oportunidades para que se construya una vida satisfactoria y exitosa al nivel que sea. Algo que nunca ha existido en México y sin lo cual este país NO se puede llamar democrático.

Los que están en Morena y los que desde décadas apoyamos por convicción al movimiento de AMLO compartimos ese inmenso deseo. Claro, siendo la humanidad lo que es, debe de haber muchos que se inspiran en otros intereses personales nada aplaudibles y de momento poco detectables para todos. Ya veremos quién es quién y los vigilaremos, claro que sí, pero nosotros, los que los elegimos nuestros representantes, no los priistas como dijo Claudia Ruiz Massieu, presidenta del PRI, en la apertura del Congreso que se hizo abuchear pues están muy lejos los perdedores de tener la estatura moral para hacerlo. Sin embargo, no todo lo que dijo fue ridículo y digno de lobotomía. Si lees su discurso ( lo hice porque fui amiga de su padre), no todo es deleznable, como lo comentado y su percepción de los gasolinazos “que solo afectan a los que tienen coches” .

QUIÉN ES QUIÉN

Pero de lo que se trata hoy en este espacio (y otros por venir) es de analizar quién es quién entre la gente que nos va a gobernar, con el conocimiento de muchos años (lo bueno de ser ruco) y no solo hablando de oídas, basándose precisamente en la versión priista o prianista, plantada en la imaginería popular para beneficio de los gobernantes del momento y sus socios de la iniciativa privada, que quedó plasmada para los que no vivieron el momento “como la verdad”. 

Uno de los primeros personajes cuestionados dentro de esa tónica es Napoleón Gómez Urrutia, líder de los mineros al que se ha acusado de embolsarse 55 millones de dólares de su Sindicato. Pero esa versión es la impuesta por su principal e inmundo enemigo, un tal Larrea. A este tipo, Carlos Salinas de Gortari le regaló, supuestamente por 400 millones de dólares, la mina de Cananea “bien de la nación”, evaluada en más de 2 mil millones de dólares. Y muchas cosas más. –Fue Salinas el que hizo rico a Germán Larrea, cuando privatizó los recursos en los años 90. Su Grupo México se quedó con las MINAS con las mayores reservas probadas de cobre en el planeta.

Ni más ni menos: “Southern Cooper Corporation, Industrial Minera México (IMMSA), Southern Perú y Asarco en Estados Unidos… En 2012, le debía al fisco 11 mil millones de pesos y con Felipe Calderón obtuvo contratos de perforación petrolera, transportación de combustibles e hidrocarburos y, por si fuera poco, numerosas obras públicas realizadas en diferentes zonas del país sirvieron para favorecer la conectividad de sus propias operaciones”. 

Germán Larrea es el segundo hombre más rico de México según Forbes, pero el más canallesco: “La muerte de 65 mineros en la mina de Pasta de Conchos en 2006 no sólo quedó impune, sino que el Estado mexicano litigó contra los deudos de los trabajadores, viudas, hijos y ancianos, que jamás supieron qué ocurrió en ese lugar: el gobierno de Vicente Fox y especialmente el de Felipe Calderón lo impidieron por todos los medios (…) Primero se cancelaron los trabajos de recuperación de cuerpos y, por ende, de peritajes que esclarecieran las causas del siniestro. Para conseguirlo, Grupo México contrató a un supuesto consultor estadunidense, cuyas conclusiones, por absurdas que resultaran, fueron repetidas una y otra vez por el entonces titular del Trabajo calderonista, Javier Lozano Alarcón. . Se difundió que si seguían las excavaciones habría “una pandemia” en la región de salmonela, tuberculosis y sida. (Proceso).

Dime quién es tu enemigo y te diré quién eres. Todo quedó en la impunidad prianista total. 
La organización “La Familia de Pasta de Conchos”, apoyada por sindicatos solidarios y organizaciones de la sociedad civil, acudió a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), donde tras un largo proceso se concluyó que los deudos tenían la razón en 27 de 29 reclamaciones. Sin embargo, Lozano Alarcón declaró una y otra vez que la OIT había cerrado el caso sin responsabilidad para el Estado mexicano y que las víctimas eran “viles”, “ruines”, que sólo pretendían “lucrar con la tragedia”. El caso se sigue desahogando en la OIT y el gobierno de Enrique Peña Nieto se ha mantenido inamovible en el tema. (Proceso 1772) Otra repugnante, Marta Sahagún de Fox, consiguió con Larrea una persecución judicial contra el dirigente minero Napoleón Gómez Urrutia:” Los gobiernos panistas representaron “una decena trágica para los trabajadores”, entre éstos los mineros, pues en 2010 en Cananea el gobierno posibilitó que una huelga declarada legal por las instancias laborales fuera liquidada mediante la figura de “terminación de relaciones laborales por causas de fuerza mayor”. (…) El abogado de Grupo México era Fernando Gómez Mont, quien durante el sexenio de Calderón fue secretario de Gobernación y que, junto con Lozano, sentó el precedente de la “extinción del derecho de huelga”. Ese derecho se ganó en Cananea, tras la lucha obrera. (El reportaje completo se publicó el 20 de septiembre de 2014 en Proceso)

LOS GÓMEZ POR TODAS PARTES
Por otra parte, la ministra retirada de la Suprema Corte, Olga Sánchez Cordero, prevista secretaria de Gobernación de AMLO, ha dicho en defensa de “Napo” que tuvo ocho sentencias del Poder Judicial absolutorias respecto a su caso. “A la Corte no llegó pero los demás fueron procesos penales en los que está absuelto, no se le probó ningún tipo de delito al cual se le había denunciado”. Pero no es este último comentario el contundente. La Corte a la que perteneció Sánchez Cordero no le merece a muchos mayor crédito por “Suprema” que se llame. Estuvo al servicio de Calderón y la prueba de ello es que “no aceptó” el caso de los bebés quemados en la Guardería ABC. Podría pensarse que para proteger a todas las mujeres del clan Zavala -Gómez del Campo al que pertenece la frustrada candidata, esposa de Calderón-. Nadie más que ella pudo darles el negocio de las guarderías del Instituto Mexicano del Seguro Social cuando su marido ocupaba espuriamente la presidencia.Lo que en lo personal me preocupa es algo más: la estrecha relación del senador Gómez Urrutia con Canadá, porque “El 70% del sector minero en México está en manos de extranjeros, siendo los empresarios canadienses los que más sacan provecho del neoliberalismo mexicano en este sector, con casi el 75% de las minas que cuentan con participación extranjera”.