Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

La guerra contra los huachicoleros

OJO INDISCRETO

Por: Tomás Chávez

Marinos resguardan la planta de Pemex en Topolobampo.

Marinos resguardan la planta de Pemex en Topolobampo.

En Sinaloa el huachicol o el robo de combustible aún estaba en una etapa incipiente, por lo que hasta ayer por la tarde no había riesgo de desabasto; sin embargo, como la guerra que ha emprendido el presidente Andrés Manuel López Obrador contra los huachicoleros se extiende a todo el país, aquí también por precaución elementos de la Marina ya resguardan las plantas de Pemex, incluso para evitar que nos llegue el denominado “efecto cucaracha”

Es inaudita la cloaca que destapó el gobierno de AMLO, sobre todo que lo más grueso del robo de combustible, cerca del 80 por ciento de los 60 mil millones de pesos al año, provenían de adentro, de la misma empresa donde líderes sindicales encabezados por el exsenador Carlos Romero Deschamps son considerados como “los huachicoleros mayores”. También que los expresidentes Carlos Salinas, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto sabían del saqueo y lo solaparon.

En cuatro sexenios el robo se multiplicó, los criminales de cuello blanco tienen conexiones en todas partes, igual que hicieron ramificaciones a los ductos de combustible que salen de las mismas refinerías, como el descubierto en Salamanca. Obviamente que decenas de políticos y prestanombres se convirtieron en zares de la distribución de gasolina, diésel y gas durante los últimos años. El negociazo era comprar robado y vender a precio de importación.

Curiosamente al cerrar los ductos el desabasto se resiente en los estados de Puebla, Jalisco, Guanajuato, Querétaro y Veracruz, los de mayor incidencia de tomas clandestinas, en donde predomina el huachicoleo, y al quedarse los abastecedores clandestinos sin combustible ya no les pudieron surtir y los exhibieron públicamente. Claro que algunos no involucrados también sufren daños colaterales y se generan compras de pánico.

El problema no es fácil de resolver de un día para otro, porque los huachicoleros desarrollaron toda una red de complicidades, entre los mismos gasolineros, pero también en grandes empresas constructoras y entre las grandes comercializadoras, industrias y transportistas que manejan flotillas de maquinaria y de vehículos que se beneficiaban con la compra de combustible más barato. Por eso no se quejaban cuando subían los precios, porque les beneficiaba.

Hasta el general Eduardo León, ascendido por Enrique Peña Nieto y quien fungió durante su sexenio como jefe de seguridad de Pemex, está siendo investigado, porque las complicidades eran de dominio público, fueron documentadas por la periodista Ana Lilia Pérez, y denunciadas ante el mismo presidente y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en el 2015 por trabajadores petroleros independientes, pero hasta ahora se le hace frente.

Popurrí. Entre abogados te veas. Ayer se dejó venir el presidente de la Confederación de Abogados, Ricardo Beltrán, a una conferencia de prensa en la que calificó de “grillos” sin preparación a los diputados de Morena y hicieron las reasignaciones al presupuesto, incluso los acusa de usar grupos porriles en las sesiones y los exhorta a coordinarse con el Poder Ejecutivo y el Judicial.

En esta nota: