Opinión

La guerra del tomate

OJO INDISCRETO

Por  Tomás Chávez

La guerra del tomate(EL DEBATE)

La guerra del tomate | EL DEBATE

A la defensiva, los productores sinaloenses libran luchas diplomáticas y jurídicas en cortes internacionales y negociaciones, con el apoyo del gobierno, el freno de la denominada “guerra del tomate” que se libra a raíz que el gobierno de Donald Trump le empezó a aplicar un arancel unilateral del 17.5 por ciento a las importaciones del tomate mexicano. Las pérdidas para los productores son millonarias.

El tema que preocupa a los agricultores fue abordado ayer en una reunión en la que participó el presidente de la AARFS, Marte Vega, y en la cual estuvieron los presidentes de Caades y de la Asociación de Agricultores de Culiacán, buscar solucionar el conflicto antes del inicio de las cosechas, de lo contrario vislumbran que la cuerda se va a reventar por lo más delgado, con la salida de la actividad de los productores más pequeños.

En el gobierno de Andrés Manuel López Obrados se hacen esfuerzos para diversificar las exportaciones hacia el mercado europeo y asiático, incluso la política de la cuarta transformación contempla rescatar la producción de alimentos: maíz, frijol y arroz, que se han caído durante los últimos 36 años de abandono del campo, y que se importa cerca del 80 por ciento de los alimentos.

Para el senador mochitense Mario Zamora, la diversificación de importaciones tiene que ser paulatina, no dará resultados de la noche a la mañana, y espera que fructifiquen las negociaciones de los productores, pero no hay que olvidar que tenemos al lado, en Estados Unidos, el mayor mercado de consumidores del mundo

En los dos senados, en el mexicano y en el de estadounidense, está pendiente la firma del Tratado de Libre Comercio o T-Mex, pero de todas maneras de nada sirve si de pronto Trump nos aplica impuestos arbitrarios como el del tomate o el del acero. Se le tiene que responder con mayor energía.

Popurrí. Salió respondona la auditora superior, Emma Guadalupe Félix, al restregarles en su propia cara a los diputados que la ASE es la única que tiene facultades para dictaminar las cuentas públicas. Resulta que la llamaron a cuentas y les dijo que prácticamente que la única obligación del Congreso del Estado es darle el visto bueno al dictamen que ella haga y levantar la mano y aprobarlo. Esto genera una fuerte polémica.

El criterio de los diputados morenistas es que ningún auditor decide por cuestiones técnicas que es lo que se aprueba o desaprueba, simplemente emite una opinión, que en el pleno se tiene que discutir ya que esa es una facultad exclusiva del Congreso y en caso de que se tengan que ir a una controversia constitucional están dispuestos a enfrentarla porque ninguna ley puede estar por encima de la Constitución del país. Las cuentas que se van a revisar son las del 2017 y en Ahome es de la administración del exalcalde Álvaro Ruelas.

¿CAMPAÑA? “Fríamente calculada, o sin querer queriendo”, el senador Mario Zamora es el funcionario de mayor jerarquía que estuvo ayer en el presídium y tomó la palabra en la graduación del Conalep Los Mochis. Felicitó al director Melchor Angulo por su visión de futuro con la carrera de drones.