Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

La justificación. El gobierno municipal de Mazatlán

Avatar del

Por: ROMPEOLAS

La justificación. El gobierno municipal de Mazatlán inició prometiendo a los mazatlecos que las obras de pavimentación en el malecón no complicaría el flujo vehicular ni la actividad comercial de la zona. Los primeros dos días de trabajo fueron suficientes para demostrar que eso no sería posible y ante la andanada de críticas con justificaciones. Ayer, el Ayuntamiento, que encabeza el priista Joel Bouciéguez, argumentó que el continuo cambio de sentido vial en el malecón obedece a un plan para disminuir los problemas y evitar los accidentes. Los trabajos de pavimentación que se llevan a cabo son con el objetivo de que turistas y locales disfruten la belleza del puerto, se incremente la derrama económica y, por lo tanto, se impulse la calidad de vida, argumentó la administración a través de un comunicado.

¿Falta de calidad? A propósito de obras, las recientes y copiosas lluvias registradas en Mazatlán han dejado al descubierto lo que podrían ser más evidencias de la falta de calidad de obras en el malecón y Centro Histórico de Mazatlán. A través de las redes sociales, los ciudadanos han compartido fotografías en las que se ven las calles de la ciudad convertidas en una enorme laguna y los nuevos andenes del faro con material que se desprende. Lo malo es que el Ayuntamiento de Mazatlán no deja en claro si pedirá que se pague algún tipo de seguro por el rápido deterioro y las fallas de las obras.

Por la unidad. Y en medio de las ruinas que quedaron del Partido Acción Nacional tras el paso del tsunami electoral por Sinaloa, el aún dirigente estatal, Sebastián Zamudio Guzmán, convocó a liderazgos panistas, diputados locales en funciones y electos, y dirigentes de Comités Municipales, pero muy pocos acudieron al llamado, entre ellos Adolfo Rojo, Jorge Villalobos, Martín Heredia, Tania Morgan y Nadia Vega, por mencionar solo algunos. El motivo del encuentro fue buscar cómo impulsar un movimiento de unidad entre el panismo sinaloense, pero muchos de los liderazgos brillaron por su ausencia, como Carlos Felton, Alejandro Higuera, Luis Roberto Loaiza, Juan Carlos Estrada, Catalina Frank, Adolfo Beltrán, Edgardo Burgos, Vanessa Sánchez, Rafael Morgan, Humberto Rice y Francisco Solano, por mencionar a algunos. Los pocos asistentes a la reunión se comprometieron a darle vuelta a la página para impulsar la unidad en el albiazul. La próxima semana se citará a la Comisión Permanente, y el sábado 22 de septiembre se realizará la instalación del Consejo Estatal. En lo primero en lo que deberán de ponerse de acuerdo será en la renovación del Comité Directivo Estatal, lo cual luce demasiado complicado.

Nueva tendencia. Desde su asunción al Gobierno del Estado, Quirino Ordaz Coppel se ha manifestado públicamente por ser un gobernador sin colores ni partidos políticos, y aunque muy poco ha acudido a eventos del PRI, su discurso siempre ha sido el mismo. Esa postura cobra más relevancia en estos tiempos, porque luego del 1 de julio, los mexicanos externaron un rechazo a los partidos tradicionales y le propinaron al tricolor una de sus peores derrotas electorales de su historia. Los tiempos de la política mexicana son de la izquierda, y los discursos y acciones gubernamentales van enfocados en la austeridad y combate a la corrupción, temas que entiende muy bien Quirino Ordaz, y en sus 20 meses y ocho días como jefe del Ejecutivo del estado ha predicado. Dentro de nueve días arribará a Sinaloa Andrés Manuel López Obrador, y sostendrá una gira de dos días por el estado, que será de gran relevancia porque de ahí dependerá en parte el impulso y la continuidad de algunos proyectos que están en marcha, como la construcción de la presa Santa María y los dragados de los puertos de Mazatlán y Topolobampo, y ampliar sus canales de navegación, pero muy especial en el apoyo que se tendrá de la próxima administración municipal en el tema de seguridad, uno de los talones de Aquiles de los sinaloenses. Los tiempos en política son diferentes, y con todo y la debacle electoral, en los partidos políticos parece que no les cae el 20 y no se les ve intenciones de cambiar para recuperar la confianza del electorado.

En esta nota:
  • Opinión
  • ROMPEOLAS