Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

La muerte acabó con los planes de Fortino Valdez

EN EL BLANCO

Qué sucede. "Yo ya estoy más allá del bien... y del mal", me decía Fortino Valdez. Y a sus 66 años comentaba que estaba pensando en su jubilación. "Ya tengo los años. Ya cubro las semanas cotizadas. Ya estoy listo". Hace poco más de 20 años me tocó conocerlo. Llegó a la subdelegación de Pesca en Sinaloa junto con Adalberto Castro. Luego ingresó al IMSS. Ahí cubrió una intensa y apasionada carrera. En Mazatlán fue subdelegado del Seguro Social. Estuvo también en otros estados como subdelegado. En el último fue en San Luis Potosí, desde dónde lo "jaló" Adalberto Castro para volver a laborar juntos en el IMSS.

Castro como delegado en Sinaloa y Valdez como Subdelegado estatal. Sobrino del exgobernador de Sinaloa, Alfredo Valdez Montoya, Fortino se abrió campo con los resultados de su propio esfuerzo y trabajo. Jovial y con un optimismo para ver la vida, Fortino Valdez se encaminaba a concluir su labor y jubilarse en estos próximos años y dedicarse por entero a su familia, a sus hijos y nietos. Pero la vida le deparaba otro camino. El lunes, en Culiacán, justo después de dejar sus oficinas, unos sujetos a bordo de una motocicleta dispararon sus armas y lo asesinaron.

El alevoso crimen tiene que ser aclarado por las autoridades. Es sin duda un mal mensaje para los funcionarios federales que laboran en el estado. Mal se verán si Fortino Valdez se convierte en una cifra más de esta cruenta violencia que enluta a miles de hogares y deja el sabor amargo de la impunidad. Buen viaje amigo.

Desconcierto a 12 días de Semana Santa. El plan... Es que no hay plan. Y ayer quedó probado. El Ayuntamiento no sabe a estas alturas qué programa de seguridad habrá de implementar con motivo de Semana Santa. Y es que, todo parece indicar, están esperándose para saber qué propondrán desde el Gobierno del Estado. Empresarios y regidores se reunieron ayer para conocer cual será el programa de seguridad para los días de Semana Santa. Pero el alcalde Carlos Felton los ignoró. No asistió.

Y el nuevo Secretario de Seguridad Pública, Juan Antonio Murillo, también. Sin embargo, en esa reunión quedó claro que no habrá de contarse con el famoso y muy criticado "Bandódromo" que se pretendía instalar en Olas Altas.

También las autoridades recularon en su intención de cerrar la circulación en una parte de la avenida Del Mar. ¿Entonces qué harán? ¿Qué proponen? Fue la pregunta reiterada de los presentes, porque el Gobierno Municipal está ausente evidentemente en la toma de decisiones. Indignados, el dirigente camaral Guillermo Romero salió de la reunión y espetó directo: No hubo nada. Fue un fracaso. Y exigió a las autoridades que den a conocer el programa de seguridad para Semana Santa.

Los regidores Esperanza Kasuga, Humberto Becerra y Guillermo Quintana se mostraron indignados. A 12 días de Semana Santa, cualquier intento tendrá que pasar por la socialización de lo que se proponga, de lo contrario estará destinado al fracaso. Ya el tiempo se ha comido a la autoridad. Difícilmente una decisión que se tome y que busque cambiar radicalmente lo que siempre se da en Mazatlán, estará en riesgo de fracasar.

[email protected]