Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

La noche de Mayos y Cañeros

RINCÓN BEISBOLERO

Fue la noche en que si algo debía el beisbol, lo pagó con creces. Dos juegos, dos, que se quedan para el recuerdo, como referente obligado a citar en los años por venir. Sí, fue la noche de los Mayos de Navojoa y los Cañeros de Los Mochis, de acuerdo, pero también de los Águilas de Mexicali y los Naranjeros de Hermosillo.

Y es que en la galería de imágenes, los rostros del triunfo en los ganadores y, en contraste, las caras de la derrota, de la herida al orgullo profesional de los derrotados. Honor a los vencedores, honor a los vencidos. Nos regalaron los cuatro protagonistas dos juegos memorables.

En Navojoa, el 1-0 que lucía improbable por los antecedentes previos, por el vuelo inédito de la pelota en los juegos previos pero surgió ese jueves, se aposentó sobre el "Ciclón Echeverría", su majestad el pitcheo y aquello fue el regalo que pedíamos los ortodoxos y tradicionalistas. Un pitcheo, sin swing, el juego mismo.

Novena entrada de máxima prueba para el taponero José Manuel López de la tribu, el corredor Misael Germán corriendo desde la segunda y Ricky Álvarez al bat, en el límite del drama: el "sigo o me espero", el "te vas o te quedas". No hubo más, ponche para el out 27.

Invadido el campo de juego por los aficionados, ¿a quién le importa? Noche para celebrar en Navojoa. Y en el otro dogout, el desazón del "no se pudo".

Verdes. Cerca de las once de la noche y casi buscando la sublingual, que el juego entre Naranjeros y Cañeros fue para marcarle al doctor o quedar cerca de la insania.

Rebelión de los Cañeros en el fondo de la novena, en el juego que de ir perdiendo 6-0 lograron llegar con la vela prendida al 7 por 4. Cuesta que se veía empinada, en terrenos del implacable Jason Urquídez, quien al menos esa noche se vio vulnerable.

Emboscada letal, batazo a batazo, convirtiendo el "Emilio Ibarra" en sucursal privilegiada del manicomio, con aficionados atestiguando uno de los regresos más sensacionales en la historia de las postemporadas de la LMP.

Cuatro carreras para darle la vuelta al marcador, Sebastián Valle conectando el batazo y Emmanuel Ávila anotando la del triunfo. Júbilo del local, azoro del visitante. Los contrastes, los eternos contrastes y la adrenalina que tardó horas en disiparse.

Véase que en este como en el otro caso las historias son de heroísmos y no de culpables. Fueron cuatro los protagonistas, no solamente dos. La gloria se parte a partes iguales, aunque haya quienes salieron con las manos vacías.

Ese jueves el beisbol fue generoso, nos regaló su grandeza en pleno.

Anuncio. Y mientras tanto, vía facebook, el presidente de los Yaquis da a conocer que no dará una conferencia de prensa, anuncio que de entrada ya es raro por innecesario. Pero llama la atención que agregue que como motivo para no dar esa dicha conferencia es "por respeto a los equipos semifinalistas y a la LMP, se efectuará pasando la Serie del Caribe".

Queremos pensar que la conferencia "no anunciada" versará sobre algo importante, que impacte a nivel liga y esto sería que suelten lo de la inminente venta de los Yaquis a un grupo de inversionistas. Si de eso se trata, bien decidido no anunciarlo ahorita.

Pero si se trata de platicar del porqué de la eliminación o de anunciar cambios en el róster, sobrada condescendencia por no decir que arrogancia. Lo otro es tema nacional, lo último tema muy local.

Se rumora que la familia Bours podría adquirir el club aunque nos late que bien pudiera ser que el Grupo Modelo aplique el mismo esquema que con el equipo de futbol Santos Laguna. Esto es, venderlo a Orlegi Deportes, empresa creada por Alejandro Irarragorri (ejecutivo de GM) quien está como socio. Es decir, lo vendieron a ellos mismos. Por cierto, y de los Venados, nada pescado.