Opinión

La ola que viene en las redes

Por: Rafael González

Andrés Manuel López Obrador. AFP

Andrés Manuel López Obrador. AFP

En estos tiempos de campaña salen números interesantes y cibernoticias.

Empezamos por lo segundo. En varias ocasiones le hemos hablado en esta columna de las fake news.

Estas son como una ola que viene y revuelcan a cualquiera que está cerca. Y en este periodo de campaña es cuando. En estas elecciones del 1 de julio, ya sabe que todo lo falso que se difunda por los medios digitales, es percepción y busca incidir en la opinión del votante.

Convencer o desconvencer. Muy sencillo. La mayoría vienen desde la oscuridad. Generalmente de contrarios y que no se ensucian. Hablando a nivel federal, el más golpeado es el representante del Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés.

Videos que se han compartido en miles o quizá millones de veces. Es una viralidad orgánica. Después sigue el aspirante por Morena, Andrés Manuel López Obrador. Ahí han surgido portales salidos de la nada. Aparecen y desaparecen como un conejo en el gorro de un mago.

Cuentas en Twitter, Facebook e Instagram, que se han dedicado a difundir noticias, mediante pautas publicitarias.

¿Pero qué les ha funcionado más? Hacerlo por WhatsApp. Ahora le explicamos. Llegar a más 30 millones de mexicanos con acceso a internet desde el móvil, pues.

Algunos estudios serios hablan de que pasamos nueve horas al día metidos en las redes y casi siempre en el smartphone. Así que ya sabe del porqué la importancia.

A nivel local, en realidad las campañas sucias por las redes son flojas. Según tenemos entendido han empezado a aflorar temas en la última semana contra representantes a cargos federales, que aún no podemos medir el impacto en el votante, a menos de semanas de las votaciones. En la guerra sucia a pocos les ha tocado.

Tiene que ver con tres sencillas razones: o no encuentran elementos sustanciosos, de a tiro no tienen imaginación o no hay dinero. Lo que hemos sabido es que la guerra sucia en redes se incrementará en los tres últimos días previos a la elección, es decir en la recta final antes de que las urnas se abran.

Así que aguas. En el otro tema, le damos los números. Lea bien lo que han gastado los presidenciables en publicidad. Cada vez que navega en Facebook o Twitter y le aparecen imágenes en las que dice “Publicidad” o bien está viendo un video y le aparece uno de estos políticos. Eso es pauta. En primer sitio está el aspirante del PRI, José Antonio Meade, con 65.6 millones.

Después Anaya con 63.8 millones. Cuando estuvo en funciones, Margarita Zavala reportó 7 millones. En el caso del Jaime Rodríguez, el Bronco, es el más bajo. Ha reportado 5 millones 507 mil pesos.

Aquí prenda antena. Andrés Manuel López Obrador no tiene reportado un solo peso en redes sociales. Un dato muy interesante, que la autoridad fiscalizadora del INE tendrá que comprobar.

En total suman 141 millones de pesos destinados a aparecer en Facebook, Twitter, Youtube y Google.

En esta nota:
  • Guerra sucia
  • Andrés Manuel López Obrador
  • Ricardo Anaya Cortés