Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

La posible postulación de Heriberto Galindo preocupa al PRI

Por: Fernando Zepeda

El golpe que viene. Nadie le puede regatear su experiencia, tampoco su tesón; pero, de eso a nombrarlo candidato a senador suplente de Mario Zamora, sí que sería un voladito para el PRI. Nos referimos a Heriberto Galindo, cuyo nombre de última hora está apareciendo con la posibilidad de ser nombrado compañero de fórmula de Mario Zamora. En lo personal lo estimamos y respetamos a Heriberto. Pero él sabe, y muchos de nosotros también, que en los momentos políticos que vive el país y Sinaloa se tiene que cuidar el perfil de quienes serán sus candidatos. El PRI no está para aguantar riesgos. Heriberto Galindo es conocido en Sinaloa, pero dista mucho de que eso le genere votos. Heriberto en el 2016 intentó y buscó la dirigencia estatal del PRI. Su cercanía con el presidente Enrique Peña Nieto se decía que le daba para eso y más. Pero no llegó. Luego buscó la candidatura del PRI al gobierno de Sinaloa. Tampoco lo logró. Ahí fue donde anunció su retiro de la política. Pero no fue así. Apenas nombraron a su yerno como candidato para la CDMX Mikel Arriola reapareció y buscó al candidato presidencial José Antonio Meade, primero para pedirle la dirigencia de la Fundación Colosio, luego convertirse en asesor de él y ahora finalmente la candidatura suplente al senado por Sinaloa. Pero todos sabemos de las capacidades y limitaciones de Heriberto. Es un hombre inteligente que más aporta en un gabinete que soltarlo por las calles a pedir votos. El perfil que se busca es de un político fresco, si se puede joven y con mucho dinamismo que se pueda acoplar con la fortaleza de Mario Zamora. Es precisamente Zamora el que más preocupado está con la posibilidad de que se nombre a Heriberto Galindo como su compañero de fórmula. Sabe Mario Zamora que el proceso electoral es muy difícil, que la lucha por alcanzar el triunfo no puede correr riesgos y requiere de mucho trabajo. En la evaluación final bien se debiera de pedir la opinión de Mario Zamora. Y dada su cercanía con Meade pedirle que se reconsidere y revalúe la situación política de Sinaloa.

El frente, en problemas. Es una cosa que no pueden ocultar. Al interior del PAN por más que se intente persuadir de todo lo contrario, hay por decir lo menos una creciente inquietud sobre los nombres de quienes serán los candidatos. Decir que los exalcalde Alejandro Higuera y Carlos Felton están en la cuerda floja es una realidad. Pende sobre ellos el señalamiento de inhabilitación. Y cada vez se ve más cerca una posible intervención de la Fiscalía General de Sinaloa que al abrirles una carpeta de investigación, simplemente quedarían imposibilitados para convertirse en candidatos. El resto de los nombres que se barajan como posibles candidatos panistas, están en suspenso. Todos los involucrados saben que dependen de la decisión que se está por tomar en México. Quien prácticamente ya garantizó su registro como candidato al senado por el frente integrado por el PAN, PRD, MC y PAS, es Melesio Cuen, quien llevaría de compañera de fórmula a Sylvia Treviño de Felton. Cuen también sabe que el lastre que tendrá que cargar en este proceso electoral tiene nombre y apellido. Es el PAN. Los conflictos internos agudizados por el “agandalle” en las candidaturas, lo perjudicará. Y que los inconformes panistas no votarán por él. Eso lo sabe muy bien.

En esta nota:
  • En El Blanco
  • Galindo
  • PRI