Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

La prueba de fuego para autoridades y para Mazatlán

ACENTO

Mazatlán se tardó mucho en tomar medidas preventivas. En la atención de los turistas y la permisividad de las autoridades ha creado usos y costumbres, ideas preconcebidas y una imagen del destino que ahora será muy difícil de modificar.

Por lo menos en la última década, Mazapán ha sido para el turismo regional: el destino del desmadre.

Los grupos de jóvenes de Culiacán, Los Mochis, Jalisco, Monterrey y ahora Durango, vienen a la ciudad a dar rienda suelta a la diversión y eso significa playa, música y alcohol a raudales.

Las autoridades municipales le han permitido a este segmento, de todo: conducir con la tambora abordo, bailar sobre la avenida, beber a más no poder en los estacionamientos, hacer de la zona hotelera una enorme cantina abierta. Hoy, es esa la expectativa de diversión de quienes nos visitan en Semana Santa. Es eso, lo que ahora planea cambiar la administración de Carlos Felton González y el reto no puede parecer más que mayúsculo.

Para ello se está preparando un operativo vial que será puesto hoy a prueba. Sin embargo, se requerirá más, mucho más que cambiar los sentidos de las calles y las avenidas para mantener el control de los miles de visitantes que han pagado para disfrutar lo que en años anteriores han tenido. Los resultados de todo definirá en mucho el tipo de destino que Mazatlán será en el futuro inmediato.

[email protected]