Opinión

La prueba de riesgo para Mazatlán está por venir

ACENTO

Por: Jorge Luis Lozano

Los simples efectos que pudiera traer "Odile" a Mazatlán podrían convertirse en una vara de medida de los niveles de riesgo que vive Mazatlán por el crecimiento anárquico que han solapado las autoridades y la falta de una infraestructura preventiva.

Ya "Norbert" dejó una seria advertencia sobre la vulnerabilidad que tiene el malecón como barrera de contención y las zonas con frente de playa que pudieran resultar más afectadas en caso de un huracán.

No obstante, la situación no pareció ser tomada en la medida de las circunstancias por parte de las autoridades e instancias de emergencia. El Ayuntamiento se limitó a regenerar las plazoletas y monumentos dañados, sin hacer una evaluación general de los puntos más débiles del paseo costero, en su función como barrera de contención.

Otra tarea pendiente es el desasolve de los puertos de refugio para la flota pesquera, un compromiso al que nunca se le ha dado cumplimiento. Se espera que los efectos más fuertes de "Odile" se presenten a partir del medio día de hoy en Mazatlán. Se pronostican lluvias abundantes con rachas de viento.

Ayer, el peligro era que la marea se había mantenido alta y el arroyo, la principal vía de desfogue pluvial, se encontraba colmado, lo que incrementaba peligrosamente el riesgo de inundaciones en las zonas bajas.

jorge.lozano@debate.com.mx