Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

La prueba del ácido

GUASAVE

Por si algo le faltara a la incipiente administración municipal de Armando Leyson Castro, que desde que asumió el poder no ha visto la suya en el rubro financiero, el asesinato de dos agentes municipales perpetrado el sábado casi a media noche por hombres armados en Juan José Ríos, no sólo es un hecho muy lamentable por tratarse de la pérdida de dos vidas humanas, sino que además representa un duro golpe a la corporación policial y al gobierno mismo, pues se trata de dos servidores públicos.

Este artero ataque confirma por sí solo el grado de violencia que se vive desde finales de la administración pasada en la región norte, desde Ruiz Cortines hasta Juan José Ríos, donde siguen siendo frecuentes los "levantones", y aunque en menor medida también los homicidios, clima al que el par de policías últimados fueron vulnerables.

Sin duda desde ahora y desde ya, el alcalde no sólo debe salir a los medios y condenar con palabras la muerte de dos de sus policías, debe mostrar con acciones la valía que tenían este par de elementos para su gobierno y enviar una doble señal con acciones que lleven a la captura de los presuntos responsables para que no sea un hecho más de impunidad y para que la corporación no se sienta desamparada por la máxima autoridad del municipio.

Pareciera que el lamentable hecho tomó por sorpresa a la Policía Municipal, una situación que es lamentable si se toma en cuenta que si hay alguien que conoce el clima de inseguridad que se vive en la región de Juan José Ríos son precisamente ellos, y ante esa realidad es cuestionable la falta de una estrategia de autoprotección al interior de la corporación.

Y es doblemente cuestionable para los mandos superiores esa vulnerabilidad mostrada por los agentes, pues si sabían el grado de violencia e incluso a finales del año pasado se estableció una base de operaciones mixtas urbanas, ¿en dónde estaba esa fuerza que se suponía debía estar disponible en esa región, donde los pistoleros tuvieron tiempo para emboscar, perseguir, ejecutar y huir sin que nadie llegara al auxilio a tiempo?