Opinión

La reafiliación de Quirino al PRI manda mensajes no solo para priistas

“Arranca sacudida en gabinete municipal de Mazatlán por funcionarios incapaces, con nulo resultado, y que llegaron por ser amigos del alcalde.”

Por  Fernando Zepeda

Más que un discurso...el hecho. El gobernador se reafilió al PRI. Es un programa de reafilición que lanzó el PRI nacionalmente para saber, entre otras cosas, su fortaleza con la militancia. En Sinaloa, el programa arrancó hace unas semanas. Y poco o nada se conocía de cómo iba caminando la reafiliación partidista. Pero ahora, cuando Quirino Ordaz Coppel aparece en las instalaciones del PRI y ratifica su militancia en el partido, el programa sin duda toma otro derrotero. Y manda varios mensajes, sobre todo al interior del priismo sinaloense. En primer lugar, que los priistas de Sinaloa no están solos. Y tienen con el gobernador a un aliado. Es cierto que en las elecciones del pasado 1 de julio López Obrador (léase bien, AMLO) obtuvo 834 mil 001 votos. Y quien fuera el candidato del PRI, José Antonio Meade, sumó 234 mil 416. Pero en municipios, los candidatos locales del PRI superaron esa cifra, que rebasa por mucho los 500 mil votos. Y estos últimos son los que le podrían brindar al PRI sinaloense el oxígeno que requiere para recuperar los espacios perdidos. Pero el mensaje de la reafiliación priista no solo lleva como objetivo a los priistas sinaloenses. La convocatoria es mucho, pero mucho más amplia cuando se abren las puertas a todos los ciudadanos sin partido y quienes siendo de otros partidos deseen sumarse a esta lucha que apenas inicia. Se observa la intención de contar con un mosaico de diversos grupos de diversas formaciones que sumados pudieran permitir que muy pronto se conforme un frente común con una bandera. Con un objetivo. En la elección del 2021 ya no será López Obrador la balsa que conduzca a puerto a quienes surjan como candidatos de Morena. Serán ellos los que ahora sí busquen el voto. Porque deben de aceptar que ahora ganaron. Que en estos momentos ocupan cargos de elección popular por un efecto de rebote. Y no por sus logros, capacidades y preparación, que hoy se está viendo que carecen de ellas.
Sacudida en Mazatlán. No es uno. Son varios los funcionarios que integran el fallido gabinete del alcalde Luis Guillermo Benítez los que han comenzado a desocupar sus oficinas y vaciar sus escritorios. En la Dirección Jurídica, en la Secretaría del Ayuntamiento, en la de Seguridad y hasta en Planeación Municipal apuntan las flechas de donde saldrán sus funcionarios. “El Químico” al menos ya se dio cuenta de que en su gabinete nombró a gente impreparada. Y como él, sin oficio político. Habrá que ver los personajes con los que habrá de relevar a quienes por incapacidad manifiesta están siendo retirados. Hay quienes dicen que ni cambiando todo el gabinete municipal el gobierno funcionará como debe de ser. Y es que cuando falla la cabeza…El resto se derrumba. Lo mismo aplica en Guasave, Ahome y Culiacán.
Encuentro cordial y productivo. Una cosa es lo que se dice por fuera. Y lo que se discute en tribuna. Pero otra y muy diferente es cuando el encuentro es directo, cara a cara y mencionando las cosas como son. La presidenta del Congreso del Estado, Graciela Domínguez, sostuvo un encuentro con el gobernador Quirino Ordaz Coppel. Sabemos que el encuentro, además de productivo, resultó cordial. Hay visiones diferentes pero objetivos comunes. Y cuando de manera inteligente se tratan los temas que interesan a Sinaloa, despojándose de intereses de grupos y partidistas, se logran consensos. Nada puede impedir que de manera inteligente se sumen esfuerzos para que Sinaloa camine por senderos de certidumbre y con objetivos comunes. Bien por los encuentros inteligentes que suman a la unidad por Sinaloa.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo