Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

La realidad de la zona serrana toca la puerta del gobierno

ACENTO

P or más que el gobernador del estado, Mario López Valdez y el Ejército aseguren que en la zona serrana del sur de Sinaloa prevalece la tranquilidad, existe una realidad innegable que padecen los cientos de familias que se encuentran presas de la amenaza y la extorsión de los grupos del crimen organizado que ahí operan en la producción de droga.

De manera paulatina, pero constante, las familias de la zona rural continúan abandonando sus propiedades y estilos de vida para salvar su vida y la de sus hijos. Prueba de ello es lo sucedido ayer en San Ignacio, donde decenas de familias que acudieron a la entrega de apoyos alimentarios y suministro de agua, aprovecharon la oportunidad para demandar al gobierno municipal, el apoyo para abandonar sus pueblos.

Sencillamente, dijeron, no quieren continuar habitando en la sierra donde los grupos de gavilleros imponen su ley. Se trata de las comunidades más alejadas de la entidad, donde las acciones preventivas del Ejército difícilmente los alcanzan y en donde el gobierno estatal, ese que prometió tomar por los cuernos el problema de la inseguridad y prometió la recuperación de la zona rural, sencillamente no existe.

La demanda de los habitantes de la zona rural metió en un predicamento al gobierno municipal de San Ignacio, que no cuenta ni con unidades para asistirlos y los funcionarios tendrán que poner sus unidades particulares para apoyar el nuevo éxodo.

[email protected]