Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

La recta final

El dinamismo con el que se mueve la LMP no permite parpadear. El quedarse estáticos pues cada día se juega playoff. Siempre hay una carrera contrarreloj. La primera vuelta termina el domingo.
Son seis juegos los que existen nada más para que caiga el telón de la primera parte y sacar calculadora para colocar puntuación.
Por el momento, si algo ha caracterizado a la edición 2017-18 del circuito invernal es lo parejo que ha resultado.
Ni hay equipo que se haya escapado ni hay uno que esté descalificado. Arriba un día aparece Tomateros en primer lugar pero al otro día está Hermosillo o Venados. Mexicali también ha estado en la zona alta y luego quedando en la parte media del standing. Mismo caso de los Charros.
Tan parejo está el asunto que ya van 20 juegos de extrainnings este calendario. Cinco de Tomateros y la misma cantidad donde han estado involucrados los Cañeros. Navojoa hasta el domingo aún no había celebrado juego de entradas adicionales.

Un poco más atrás están Cañeros y Mayos, que con una buena racha esta semana escalarían hasta zona alta. Los Yaquis están en último, pero la llegada del japonés Otozaka puede ser detonante para buen cierre y mejor inicio de segunda vuelta.

POR FIN LLEGÓ BAÑUELOS. En 2008, Tomateros tomó a Manny Bañuelos como primera selección en draft de mexicanos. Ya pintaba como prospecto para el beisbol de Ligas Mayores.
Al duranguense no se le vio en LMP por mucho tiempo. El año en que Culiacán entrenó en Arizona, el zurdo estuvo ahí. Pero no pudo ver acción porque su organización de MLB no le dio permiso. Bueno, nunca le daban esa autorización.

Por eso creo que este año había escepticismo porque se presentara.

Finalmente, vino y lanzó bien en Los Mochis consiguiendo su primer triunfo en nuestra pelota. Cinco innings de dos carreras. Pasó por los strikes a cinco.

Tuvo disposición pues aun y cuando fue su primer juego realizó 84 lanzamientos a home. Bañuelos busca tener un buen invierno para poder volver a Ligas Mayores donde lanzó con Atlanta.

Fue una tremenda joya internacional de los Yanquis, quienes lo cambiaron. Ha tenido una carrera con muchas lesiones las cuales parece han queda atrás.

EL RIESGO DE LOS BAT BOYS. Afortunadamente, el buen José Valentín Burgos, bat boy con Águilas de Mexicali, se encuentra bien luego de haber recibido un tremendo golpe en la cabeza al estar en el círculo de espera. El batazo fue conectado por Chris Roberson.

Poco se habla de esa posición de bat boy en los clubes, pero vaya que es importante. Sus labores van desde tener listo todo el equipamiento para jugadores y cuerpo técnico hasta proveer las pelotas de juego, en muchas otras funciones. Son las personas que más tiempo pasan en los estadios debido a su trabajo.

Chevale, como todos quienes desarrollan ese tremendo trabajo de asistir en todo a los equipos, estará siempre a riesgo por la zona donde se encuentra tan cerca del bateador.

Burgos tuvo que pasar la noche en el hospital bajo observación. Ojalá y pronto se reintegre a sus labores.