Opinión

La sola mención de Vizcarra altera el ambiente político

SOBRE EL CAMINO...
Avatar del

Por: Benjamín Bojórquez

Su éxito como industrial de la carne a nivel nacional e internacional, su posición económica de privilegio en Sinaloa y su incuestionable cercanía con el presidente Enrique Peña Nieto, son elementos de peso contundente para que la sola mención de Jesús Vizcarra Calderón resulte un motivo para que se altere el ambiente político en torno al personaje y a los aspirantes que participan en la sucesión gubernamental, de ahí que cada movimiento relacionado a su persona genere expectativas de aliento para sus seguidores y de incomodidad para sus adversarios.

Para Jesús Vizcarra, los dos escenarios, el de la alegría de los simpatizantes y la incomodidad de sus rivales, quizá le generen diversión. Con toda seguridad, por eso, el juego de palabras donde algunas veces dice que no participará en la sucesión y otras, sobre su referencia puntual a que todavía no son los tiempos para abrirse a la ciudadanía. Falta mucho para el nuevo gobierno diría, aunque el proceso para las elecciones del 2015 se inicia el próximo mes y de ahí en adelante se viene en cascada lo que sigue.

La sonaja política de Vizcarra suena más fuerte cada día. Él se encarga de poner los instrumentos que dan sonido y sus simpatizantes de activarlos y hacer llegar el ruido a los oídos de toda la clase dirigente de Sinaloa. No son los tiempos, dice, pero pone los ingredientes necesarios para que su nombre se desplace a toda velocidad a través de sus simpatizantes y amigos, como una forma irónica y quizá divertida de sembrar el temor y la angustia entre quienes no desean su regreso al escenario político.

Es cierto que la fiesta del 45 aniversario de Sukarne celebrada el viernes en la Casa del Lago, del exclusivo residencial La Primavera, fue de corte privado, pero sin alergias a la política. La presencia de los empresarios Álvaro Ley, Leovigildo Carranza y Eustaquio de Nicolás, por mencionar a algunos, estuvo matizada por la asistencia del ministro de Agricultura, Enrique Martínez y Martínez, y del subsecretario Jesús Aguilar. Es cierto, Jesús Aguilar acudió en calidad de compadre, socio y amigo, no precisamente en calidad de exgobernador, pero ¿cómo quitarle esa etiqueta?

Los amigos y fieles de Aguilar Padilla lo acompañaron al evento de Vizcarra Calderón, de ahí la presencia justificada de Florentino Castro López, Rubén Rocha Moya, Óscar Lara Aréchiga, Mayra Gisela Peñuelas, Mayra Zazueta y Felipe Inzunza, por mencionar a algunos de los más cercanos al exgobernante. Nadie de los invitados, ni funcionarios del Corporativo hablaron, solamente Vizcarra se dirigió a empleados e invitados en dos ocasiones. La primera en la Casa de Los Lagos y la segunda, en el acto inaugural del nuevo edificio que alberga las oficinas del consorcio.

GOTITAS DE AGUA. No quiero, dice Vizcarra, pero se deja querer. Esa es la realidad que vive el industrial de la carne, quien ciertamente no pudiera ser descartado como aspirante al gobierno de Sinaloa, solo porque él lo dice, pues las reglas de la sucesión y su alfombra democrática exigen competencia de suelo parejo, tal y como lo pide el senador Aarón Irízar, de cuyas exigentes expresiones hablaremos más adelante... Los políticos tienen caducidad política y la mayoría no la ven o no la quieren ver y aunque Manuel Clouthier Carrillo reconoce que él está en los umbrales, no descarta jugar su último rol en aras de la democracia con una candidatura independiente para las próximas elecciones del 2016, precisamente el hijo del "Maquío" ha sido un promotor incansable para que mediante ese método ciudadano se elija a los gobernantes... Luis Vega Aguilar secretario de Administración del Comité Ejecutivo Nacional del PRI sacó su credencial de elector con domicilio en Culiacán, lo que se traduce en una virtual aspiración electoral. ¿Cómo la ven?

>