Selecciona tu región
Opinión

La tesorera de Ahome se resiste a rendir cuentas

EL INGENIO

Por El Ingenio

-

No ganan una. En sentido estricto, la tesorera de Ahome, Ana Ayala Leyva, solo hizo el ridículo al interponer la demanda en contra de los regidores Fernando Arce, Gerardo Amado y Ramón López Félix ante el Tribunal de Justicia Administrativa porque estos le exigieron entregarle las cuentas públicas a la síndica procuradora Angelina Valenzuela o, de lo contrario, iban a pedir su renuncia. El magistrado del TJA, Víctor Hugo Pacheco Chávez, resolvió improcedente el acto impugnado por Ayala Leyva. Desde que ella se jactó de haber puesto la denuncia y recibir la suspensión provisional, muchos adelantaron que iba a perder el litigio porque los regidores estaban cumpliendo con la sentencia del Tribunal Electoral del Estado de Sinaloa. Los regidores acreditaron lo anterior ante el TJA. No necesitaron más. Lo que está por verse es si la tesorera va a convocar a conferencia de prensa para dar a conocer el resultado de la denuncia, como lo hizo en compañía del secretario Juan Fierro cuando la interpuso. Con esto la tesorera se resiste a rendir cuentas y ¡todavía se victimiza!

El sello de la casa. En realidad, la tesorera replica la conducta del alcalde Guillermo “Billy” Chapman, quien se molesta cuando alguien le pide cuentas, como ahora que se ausentó “para hacer diligencias en beneficio del municipio”. Según él, no tiene que pedirle permiso ni informarle a nadie. Así, la derrota de Ayala Leyva es la del alcalde, que se habla que autorizó la acción de la tesorera en contra de los regidores incómodos. ¿Y los superasesores jurídicos? Están enrachados en perder, por lo que no le queda a Chapman decirle a sus adversarios, sobre todo a la síndica procuradora, que se asesoren bien. En lo que sí es que tras ganar el pleito, los regidores Fernando Arce, Gerardo Amado y Ramón López Félix se están quedando cortos porque van a analizar si piden su destitución. Algunos abogados señalan que se dejen de tibiezas y la soliciten porque esta es reincidente en violencia política al no querer rendir cuentas.

Rechazo. Para rematar, la decisión de la tesorera Anaya Ayala Leyva de mandar al Buró de Crédito a los deudores del impuesto predial urbano fue rechazado por medio mundo, aun por los que están al corriente. En lugar de apoyar a los ahomenses, todo  indica que lo que quieren es perjudicarlos. Este hecho provocó más repudio de los ciudadanos. Incluso, el presidente de Canacintra, Héctor Ibarra, señaló que esa medida es muy drástica. Muchos coinciden.

Cacería. Luego de que el líder electricista Domingo “Mingo” Vázquez tuviera una exposición pública notoria en esta semana en el marco de sus aspiraciones por la alcaldía de Ahome, dicen que se desató una cacería en su contra de la administración chapmista. En las redes sociales se dice que los funcionarios de Participación Ciudadana amenazan a los líderes de las colonias y de las sindicaturas de que no van a recibir ningún apoyo si respaldan al promotor deportivo. Hay señalamientos en contra del director del Instituto para la Prevención de Adicciones del Municipio de Ahome,  Ramsés Cázarez, que hace lo mismo en los centros de rehabilitación. No tarda en saberse el motivo de esto, ya que el estar “Mingo” con el líder del PT en Sinaloa, Leobardo Alcántara, y luego con el exgobernador Juan S. Millán, no es para tanto.

¿Qué le pasa? El coordinador de los Programas Federales de Desarrollo en Sinaloa, Jaime Montes, no resuelve ningún problema. Los pescadores volvieron a tomar la carretera Los Mochis-Topolobampo al no arreglar que se adelantara el fin de la veda de camarón. Y los trigueros del Valle del Carrizo lo van a hacer en la carretera Internacional por la falta de pago por Multigranos a la que, lo acusan, protege. Por todos lados le llueve.

Síguenos en

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Debes ingresar un E-mail valido. Ha sucedido un error en la suscripcion.
¡Tu suscripcion ha sido exitosa!

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones