Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

La última noche de Colosio

PUNTO DE VISTA

Para Luis Donaldo Colosio, candidato presidencial del PRI, en su última noche aquel 22 de marzo de 1994, fueron horas de inquietante angustia política.

Así lo reflejaba su rostro sombrío en la reunión que tuvo con directivos del grupo editorial DEBATE en uno de los salones del Hotel Ejecutivo en la ciudad de Culiacán.

Fue una impresión que nos quedó muy grabada a todos los funcionarios de esta casa editorial, de la que hicimos comentarios coincidentes y más aún cuando al día siguiente nos llegó la infausta noticia de su asesinato en el memorable evento político de Lomas Taurinas, en Tijuana Baja California.

El día del magnicidio veíamos las trágicas e increíbles escenas del crimen y nos transportábamos a las imágenes sombrías de su rostro que nos había dado la noche del día anterior.

No lo podíamos creer: Luis Donaldo Colosio estaba muerto y con él las esperanzas de un futuro mejor para los mexicanos.

De él solo nos quedó el recuerdo de lo que fue su efímera y accidentada campaña política bloqueada por los adversarios que no alcanzaron la nominación presidencial y la foto en la que nos saludó de mano a todos los directivos, la que conservo en recuerdo histórico de un pasaje de su inmortalidad.

[email protected]