Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

La visita de Peña Nieto

MAZATLÁN

El presidente de la República, Enrique Peña Nieto, llegó anoche a Mazatlán en medio de un fuerte operativo de seguridad. El Estado Mayor Presidencial desde ayer por la mañana resguardó la zona a donde llegaría el presidente, quien pasó la noche en el hotel Emerald Bay.

El presidente entregará el Barco de Investigación Pesquera y Oceanográfica, que permitirá explorar nuevas y más profundas zonas de pesca en las aguas territoriales de México. El barco, según comentan, busca dar respuesta a las necesidades de incrementar la producción pesquera en nuevas zonas. La realidad es que también responde a que en las áreas donde tradicionalmente se captura las especies se han reducido a niveles alarmantes.

Con una herramienta como el BIPO, el gobierno federal busca darle mejores perspectivas a la pesca, cuando lo que tal vez se necesitan son políticas pesqueras encaminadas a la protección de las especies, que finalmente de ello depende el éxito económico del sector.

Temas como la restricción de los dañinos sistemas de pesca de arrastre parecen no estar en la agenda de los funcionarios de pesca y mucho menos en la de los armadores. Por ello el BIPO es tan buena o tan mala noticia según desde el ángulo que se le vea. Además de este barco, el presidente Enrique Peña Nieto entregará la planta Tratadora de Aguas Negras del Crestón.

Se trata de una obra a la que muchos ciudadanos, empresarios y grupos ambientalistas le hacen "el fuchi". No sólo en sentido figurado, sino literal, pues los malos olores que despide ensucian tremendamente un sitio que, por su belleza e historia, tiene potenciales turísticos y recreativos enormes.

Esto sin dejar pasar la contaminación que esta emite a las playas y que amenaza las certificaciones de limpieza que tanto busca Mazatlán. A Peña Nieto lo esperan también con una larga lista de peticiones.

Desde el gobernador, hasta varios alcaldes y dirigentes pesqueros y agrícolas. Otros afectados por la visita de Peña Nieto son los lancheros, que mientras el presidente esté en el evento de la Puntilla y el Cerro del Crestón, no podrán trasladarse a la Isla de la Piedra por el Canal de Navegación.