Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

La voluntad de Dios...

GUASAVE

De leyes, reforma secundaria y de intríngulis legislativos, la verdad no entendemos ni papa, pero al menos se tiene una concepción clara de que no se trata de proteger a los millones de pobres de este país.

La decisión de obligar al monstruoso monopolio de Carlos Slim a eliminar el cobro del servicio de larga distancia a sus empresas telefónicas, apesta y tiene el tufo de una venganza política.

Se trata de una "cortina de humo" con la que aparentemente beneficiarían a millones de usuarios, pero que hablando en términos reales no implica ninguno para la economía popular como pretenden hacer creer.

Será sí un daño patrimonial para el hombre más rico del mundo, aplicando la ley de manera selectiva y sesgada, pues por otro lado, no hace lo mismo con Televisa ni TV Azteca.

La reforma si acaso propiciará un ahorro relativo a los consumidores, que poco impactará a favor del presupuesto familiar, porque finalmente lo que se cubre por uso de celulares y teléfonos fijos, vía tarjetas pre-pago o planes, será el mismo.

Ciertamente los adictos a la telefonía móvil tendrán la ventaja de que el servicio de larga distancia salga gratis, pero es un dinero, cuyo ahorro es sofístico y el cual definitivamente no será incorporado al gasto doméstico.

Pero deje usted eso, pues finalmente no son más que "vendettas" entre los poderosos de la política y los barones del dinero, lo que se preguntan los mexicanos es una sola cosa:

¿Por qué si el Congreso de la Unión, diputados y senadores puede y está presto a legislar para saciar rencores y proteger a aliados del sexenio de Enrique Peña Nieto, mermándoles millonarias ganancias a una empresa privada que le jugó electoralmente las contras, no hace lo mismo con los bienes y servicios que presta el gobierno federal?, que por cierto todos los días les juega las contras en lo social y lo económico a los mexicanos.

Por qué así como diputados y senadores tomaron la decisión de reformar en materia de telecomunicaciones que rige tal actividad para asestarle un golpe a Carlos Slim, no hace lo mismo en materia fiscal y legisla para reducir los costos de la gasolina, el gas, la energía eléctrica, los impuestos, etc.

La respuesta es muy, muy simple: abaratar esos servicios es ir en contra de la economía del "gordo" Estado Mexicano, entre los que se incluyen diputados, senadores y toda la maldita burocracia federal, desde el presidente de la república, hasta el más ínfimo de los empleados del monstruoso aparato improductivo.

Es decir, el Congreso de la Unión, por órdenes del poder presidencial, dicta una de las leyes más antiguas, injustas y arbitrarias: ¡hágase la voluntad de Dios, en los bueyes de mi compadre!

De ese tamaño es la bandidez de los congresistas.

En otro tema.- Para algunos observadores del quehacer político en Sinaloa, una de las cartas que podría poner en la mesa del análisis el PRI para resolver el caso del Distrito Uno, en cuanto a la candidatura a la diputación federal, será Mayra Gisela Peñuelas.

Es verdad, para la actual funcionaria de Sagarpa, aun cuando cuenta con el perfil, la experiencia, los "amarres" y trabajo político en Sinaloa municipio, no le será fácil, pues también se mencionan a otras distinguidas militantes del tricolor.

Sin embargo, con todo y los obstáculos que pueda encontrar en el sinuoso camino a la candidatura a la diputación federal, Mayra Gisela Peñuelas podría representar una buena opción para el PRI, ahora que se dice que al menos tres de las ocho postulaciones corresponderán a las mujeres. Hay que esperar.