Opinión

Ladrones de energía

Per saecula saeculorum
Avatar del

Por: Beatriz Acevedo Tachna

Hace unos días leí algo que me gustó mucho, era sobre el Dalai Lama y su supuesta teoría de los ladrones de energía que andan por el mundo buscando a quién poner de malas, a quién extirparle la buena vibra y sustituirla por mala y a quién inyectarle su veneno muchas veces sin siquiera darse cuenta del mal que están haciendo puesto que ya es un hábito que realizan inconscientemente.

Todos conocemos al menos a una persona con esta temible afición de venir a amargar cualquier cosa divertida o a alguien con la horrible capacidad de convertir cualquier cosa positiva en negativa.

Nos cansan, nos agobian, nos lastiman, también nos dan lástima, nos dejan con un nudo en el estómago y aunque las queramos empezamos a sentir rechazo por ellas por el simple hecho de que su presencia gris y oscura nos empieza a opacar la vida de color que estamos acostumbrados a ver.

El sabio Dalai Lama redactó una lista para poder defendernos de estos vampiros de día que pueden chuparnos la vida misma si no nos ponemos truchas.

Se las dejo aquí:

1. Deja ir personas que sólo llegan a ti para compartir problemas, quejas, reclamos, historias tristes, desastrosas, miedo y juicio por los demás. Si alguien busca un bote para echar toda su basura, procura que no sea tu mente.

2. Paga todas tus cuentas y al mismo tiempo cobra todas las cuentas que te deben, o en su defecto elige dejar ir a tus deudores si es imposible que te paguen.

3. Cumple tus promesas. Si no lo haces preguntaré por qué te pones resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a renegociar o a buscar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida, aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar cumplir con algo que no quieres es diciendo NO desde el principio.

4. Elimina y delega todas las actividades que no te gusta hacer y dedica tu tiempo a realizar todas aquellas que sí disfrutas.

5. Date permiso para descansar si te encuentras cansado o en un momento en el que lo necesitas y date permiso de actuar cuando estés en un momento de oportunidad.

6. Tira, recoge y organiza, ya que nada roba más energía que un espacio viejo, sucio y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas.

7. Dale siempre prioridad a tu salud, ya que sin la maquinaria de tu equipo trabajando al máximo no puedes llegar muy lejos. Descansa.

8. Enfrenta las situaciones tóxicas que estás tolerando desde hace tiempo, desde rescatar a un amigo o un familiar, hasta tolerar acciones negativas de tu pareja o tu grupo. Al toro por los cuernos. Actúa.

9. Acepta, no como resignación, nada te hace perder más energía que resistir, luchar y enojarte con una situación que no puedes cambiar.

10. Deja ir una situación que te esté causando dolor, ya que siempre puedes elegir dejar el dolor de recuerdo.

Definitivamente la sabiduría de la vida en 10 puntos. Lo difícil aquí es tener la voluntad para voltear a ver nuestros huecos, rayaduras, baches y despostilladas y elegir repararlos. ///

Twitter@BeAcevedoTachna