Opinión

Las bancas podrían ser negocio de familia Felton

EN EL BLANCO

Por: Fernando Zepeda

Huele mal. Las sospechas crecen día con día. El caso de las bancas que aparecieron de la noche a la mañana por diversos rumbos de Mazatlán, por lo menos está provocando ruido. Y es que su repentina instalación, (algunos dicen que se hizo por la noche), como la respuesta del alcalde Carlos Felton, han abonado a la sospecha.

Felton cuando se le cuestionó sobre quien era el propietario de esas bancas dijo que no sabía. ¿Entonces firma convenios sin saber con quien? Eso es delicado. Pero hay datos que han comenzado a aparecer. La elaboración de esas bancas tienen un trabajo especial.

No hay en Mazatlán más que una empresa que las elabora. Y de eso dan cuenta constructores del municipio. Y quien las construye es ni más ni menos que el hermano del alcalde, Ernesto Felton. Claro está, seguramente este señor no aparece como contratista. Hay otros nombres. Pero de que es el señor Ernesto Felton quien tiene una especie de fórmula para construir esas bancas, eso está debidamente comprobado.

Las bancas como negocio cubren dos aspectos. Uno para el constructor de las mismas y el otro para quien o quienes se encargarán de explotar la publicidad que se instalará en ellas. Ahí se maneja que está metido el exfuncionario municipal y estatal, Adalberto Arias, propietario de una empresa de publicidad.

De acuerdo a los regidores, la instalación y explotación publicitaria de esas bancas debería de pasar por Cabildo. Pero no pasó por ahí. Por dónde se la pasó el alcalde es por "el arco del triunfo".

¿Reflejo de la relación? El gobernador Mario López Valdez realizó una fugaz visita a San Ignacio. Dio por inauguradas obras de pavimentación y de rehabilitación del Centro de Salud. Todo bien hasta aquí. Solo que el senador Daniel Amador, presente en el evento, no fue pelado en el comunicado oficial del Gobierno del Estado.

Para nada lo mencionan, a pesar de que aparece en la fotografía junto al gobernador, inaugurando obras. Ahhh pero el boletín oficial sí menciona a los secretarios de Salud, Ernesto Echeverría, y de Obras Públicas, José Luis Sevilla, como acompañantes de Malova, junto al alcalde Amado Loaiza. Pero del senador nada.

Por cierto, en ese evento Malova le sacó al reto que le lanzó el alcalde de Ahome, Arturo Duarte, para donar recursos y darse un baño de agua helada, el ya viral Ice Bucket. "No lo puedo hacer porque Sinaloa me necesita y no me puedo enfermar", dijo. Entonces a Duarte seguramente nadie lo necesita en Ahome.

Arrancó el camino de la derogación del 51 bis. El Congreso del Estado recibió la iniciativa para derogar el 51 bis y convocó a un periodo extraordinario de sesiones a los diputados que integran la actual legislatura.

Este será el jueves. Pero hoy la iniciativa de derogación pasará a ser revisada en comisiones. Parece que ahora sí los diputados le dedicaron tiempo a la iniciativa para leerla y enterarse de lo que estarán aprobando.

Todos coinciden que es un hecho la derogación. Lo que también quedó más que probada es la sumisión del Congreso a todo lo que venga del gobernador. Ya casi compiten con la anterior legislatura que aprobó el endeudamiento de todos los sinaloenses.

fernando.zepeda@debate.com.mx