Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Las decisiones de abril, mentiras y acosos

Por: Jorge Fernández Menéndez

A partir de la próxima semana comenzaremos a tener claridad sobre lo que realmente sucederá el primer domingo de julio. Hasta ahora los que piensan que la elección ya está decidida no han comprendido que faltan tres meses, que serán realmente los de campaña y que será entonces cuando veremos realmente cómo se alinearán no sólo las fuerzas políticas, sino también las sociales, las económicas y los medios. Será cuando tengamos una boleta electoral definida (donde todo parece indicar que no estarán ni Armando Ríos Piter ni Jaime Rodríguez) pero también donde tendremos ya completas las listas de quienes serán candidatos a diputados y senadores, además de los candidatos a gobernadores, con lo cual también se terminarán las fugas de quienes cambian de partido buscando una candidatura.

En abril tendremos un panorama mucho más cercano a lo que pueda suceder en julio del que tenemos ahora, distorsionado por los procesos internos de los partidos y este extraño engendro de las intercampañas. Que López Obrador está arriba en las encuestas no es ningún secreto: es el político más conocido, ésta es su tercera campaña presidencial, ningún político en el país ha tenido tantos tiempos gratuitos de radio y televisión durante años. Lo interesante será verlo ahora que comiencen las campañas: cuando Andrés Manuel tenga que mostrar (si lo presionan) sus verdaderas propuestas es cuando se le complicarán las cosas: defender a Napoleón Gómez Urrutia y a Nestora Salgado, por ejemplo, implica un costo altísimo; proponer acabar con el nuevo aeropuerto o con la reforma energética ha hecho que los empresarios que lo veían con indulgencia comiencen a preocuparse de verdad. En abril sabremos si eso hace o no mella en el candidato de Morena.

Hay otro factor, el externo. En abril existe, aseguran, la posibilidad de que se pueda cerrar la renegociación del TLC, y superada esa etapa existen, también se asegura, vendrá una cascada de acuerdos bilaterales que incluyen desde la seguridad hasta las políticas salariales entre México y Estados Unidos. ¿Tendrá ello influencia en las elecciones? Es probable, pero además generará un clima donde los intereses económicos tendrán que alinearse, se supone, con los políticos. Y si es así, el que más tiene para ganar es José Antonio Meade.

Para abril sabremos si Ricardo Anaya ha podido soportar la andanada legal en su contra y a qué costo. Por lo pronto, regresando de Alemania y ante la cancelación del encuentro que tendría en Washington con el centro Woodrow Wilson, se ha apresurado a tratar de hacer las paces con Miguel Ángel Mancera, al que le prometió prácticamente ser el futuro jefe de gabinete si Anaya gana las elecciones. Por lo pronto, Mancera esperará a que el Tribunal Electoral le de la luz verde para poder ser candidato a senador plurinominal antes de tomar cualquier decisión.

SANTIAGO NIETO, METOO
El exfiscal electoral Santiago Nieto se empeña, día con día, en demostrar que la decisión de separarlo de ese cargo fue todo un acierto. Después de su protagonismo y de sus violaciones a la ley como fiscal, acabó con su supuesta autonomía integrándose a la alianza PAN-PRD-MC. Pero ahora, como aquellas muchachas que recuerdan públicamente que dos décadas atrás fueron acosadas por algún personaje, Nieto die que intentaron sobornarlo para que no investigará el caso Odebrecht y que lo intentó el oficial mayor de Gobernación, Jorge Márquez. Es ridículo: Nieto era fiscal entonces y con su protagonismo y acceso a los medios no hubiera tardado ni medio minuto en denunciar el intento y hasta tenía instrumentos como para exhibir a su supuesto corruptor. ¿Qué sentido tiene denunciarlo ahora, seis meses después? Nieto es una de esas figuras impresentables que han vulnerado y vulneran cotidianamente la credibilidad política en el país. Qué bueno que no llegó al primero de julio como fiscal electoral.

DUARTE
Otra fake news. César Duarte no ha sido exonerado por la PGR como algunos han dicho, divulgado y analizado. El exgobernador de Chihuahua tiene once averiguaciones previas abiertas. Fue exonerado de una de ellas que se había abierto en 2014 y donde no se encontraron pruebas. Sigue teniendo ocho órdenes de aprehensión y ficha roja de la Interpol. Lo demás son simplemente mentiras.

Como siguen sin sustanciarse las supuestas acusaciones contra Rosario Robles, por supuestos malos manejos en su paso por Sedesol. Lo que hay son observaciones de la Auditoria Superior de la Federación que están siendo indagadas, pero no hay una sola acusación en concreto contra Robles, a la que muchos no le perdonan que haya tenido un papel protagónico en el triunfo del PRI en el estado de México y que haya apoyado a Miguel Osorio en la interna priista.

NARCOS
También llama la atención que la captura de un sobrino de El Mencho, el líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, haya provocado los bloqueos e incendios en Michoacán. Eso sólo confirma que el CJNG se ha adueñado de ese territorio. Y muchos de los llamados grupos de autodefensa cooperaron para ello.