Opinión

Las declaraciones de Sergio Torres sacuden los corrillos políticos de Sinaloa

EN EL BLANCO

Por  Fernando Zepeda

Sergio Torres(EL DEBATE)

Sergio Torres | EL DEBATE

Se sacudió el panal. Las declaraciones de Sergio Torres llamaron la atención. Y también fueron comentadas entre los grupos políticos de Sinaloa. El secretario de Pesca en Sinaloa declaró ayer: “seré gobernador... Sí soy candidato”. No es la primera ocasión que Torres lanza una expresión parecida. Político de carrera, conocedor de los tiempos que corren de frente a las elecciones del 2021, se le preguntó sobre sus aspiraciones y la respuesta fue lógica, directa y como siempre ha sido él, sin medias tintas. Sergio Torres ha caminado por un largo sendero en la política. Fue alcalde de la capital de Sinaloa, fue diputado federal, diputado local y ocupa actualmente un puesto clave en el Gobierno del Estado que le permite recorrer las zonas más marginadas, como lo son los campos pesqueros sinaloense.

De origen humilde, Sergio Torres de joven ingresó a trabajar en el Ayuntamiento de Culiacán aseando baños. Estudió y se recibió de abogado. Poco a poco fue escalando cargos y llegó a convertirse en el dirigente del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Municipio. Controvertido y punzante con sus declaraciones, es considerado como un político duro que confronta y debate a quienes piensan diferente a él.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

 
Las declaraciones de Sergio Torres sacuden los corrillos políticos de Sinaloa

Que haya dicho que de ser candidato a Gobernador, ganaría, no es nuevo. Como tampoco está solo en esta carrera con destino al 2021. Hay otros que también aspiran a convertirse en candidatos a gobernador. Ahí están por Morena, Rubén Rocha e Imelda Castro. Ahí está el senador priista Mario Zamora. También hay presentes por lo menos cinco funcionarios de primer nivel de la Administración estatal y también el líder estatal del PRI, Jesús Valdés. Todavía falta por escribir el camino de lo que será el 2021. Pero ya hay personajes. Y saben que el “mono” pesará... y mucho. Como para hacer la diferencia.

De qué se trata. López Obrador lo sabe, y seguramente López-Gatell también. México es el único país del mundo en el que se llama a reiniciar actividades cuando los contagios están aumentando, cuando el número de muertos va creciendo. La población más vulnerable ante este coronavirus son las personas mayores. Habría que decir que, de acuerdo a datos oficiales del Gobierno federal, en México hay 23.4 millones de personas mayores de 50 años. Estos son a quienes se están exponiendo. Y con información del Gobierno federal se tienen poco más de 12.4 millones de personas adultas mayores de 60 años y más. Estos son también los vulnerables. López Obrador y López-Gatell estarán pensando en ellos. Creo que no, porque si lo estuvieran, no habrían salido con sus amuletos. No habrían convocado a dejar el confinamiento. Estuvieran dando a conocer lo que realmente está pasando en nuestro país con esta pandemia. Todavía ayer López-Gatell se negó a responder la pregunta de por qué están “desfasados” los datos de contagios, número de muertos y de “sospechosos” tanto de contagio como muertos. México podría tener más de 200 mil contagiados, sumando los confirmados con los sospechosos. Y más de 20 mil muertos si se suman los oficiales con los “sospechosos”. Y los contagios van en aumento... Y los muertos también.

Sinaloa, hasta finales del mes. En el estado, las condiciones no son las adecuadas para abrir por completo todas las actividades. Ya desde el lunes aumentó la movilidad, y miles salieron a las calles como si nada hubiera pasado o, lo peor, como si nada está pasando. Se tienen que esperar hasta después del 20 de junio. Pero es un verdadero caos, desinformación e incertidumbre.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo