Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Las expectativas

GUASAVE

Artemisa García, Jesús Antonio López Rodríguez, Noé Molina y Vicente Galaz, son, dentro de lo que cabe, las figuras que preponderantemente estarán en la lista que el Partido Acción Nacional en su momento analizará con detenimiento para elegir a su candidato a la diputación federal.

Es posible también, según se comenta en los corrillos del blanquiazul estatal que pudiera ir, de retaque en la propuesta al Comité Ejecutivo Nacional, el nombre del actual dirigente del panismo pueblerino, Javier Eduardo Lugo.

Podrían sumarse al rol, pero con aspiraciones mucho más limitadas, Juan Pablo Urías Ramírez, el doctor Felipe de Jesús García, y acaso para abultar el catálogo, el aún oficial mayor, Luis Fernando Chinchillas, digo si nos atenemos a la idea que tiene el alcalde Armando Leyson de impulsar gente de "su cuadra" a puestos de representación popular.

Aún colocados los panistas como primera fuerza política en Guasave, necesitarán desde ahorita realizar un esfuerzo supremo para refrendar ese posicionamiento que les permita participar con cierto decoro en las elecciones intermedias, a no ser, desde luego, que Leyson decida competir el año que viene y sacrificar casi dos años de la presidencia municipal.

Sin Leyson en esa tesitura, habría que decir con meridiana claridad, que por sí solas las expectativas de que el PAN pueda convertirse en opción real de alternativa para llegar al Congreso Federal, no son las que se dice muy halagadoras.

Y no es cuestión de que los pretensos albiazules no sean ciudadanos con perfiles que garanticen capacidad y vocación de servicio, porque seguramente la tienen, unos más que otros, pero al final de cuentas, hombres y mujeres buenos y con ganas de aportar lo suyo a la comunidad.

Sin embargo, en asuntos de política, particularmente electoral, no siempre atributos como esos son rasgos que ofrezcan rentabilidad a la hora de las votaciones, pues regularmente para tener éxito se necesita mucho más que empeño y buenas intenciones.

Y repetimos, para los azules la salvación, sin que esto sea una verdad de a kilo, tal vez sería el propio Armando Leyson para hacer frente no digamos ya al candidato que designaría el PRI, sino a su bien organizada estructura partidista, que diga lo que se diga, será la enemiga a vencer por el PAN el año próximo.

Ahora si de aquí a las fechas fatales para tomar la decisión finalmente Leyson no se anima a dejar la alcaldía, el panismo tendrá que centrar sus afanes en el reducido círculo de militantes distinguidos y de ahí entresacar lo mejorcito para aventarlo al ruedo.

Así las cosas, exceptuando al actual alcalde de la futura lista de aspirantes a la diputación federal, los "hacedores" de candidatos del PAN, según opinan los observadores, el partido no tendrá mucha tela de dónde cortar y por lo tanto con el propósito de no retroceder políticamente, quizá tenga que recurrir a Vicente Galaz, como Plan "A", y a Chuy López tenerlo como el "B".

Mientras.- Los priistas están a punto de cerrar, con la renovación del Consejo Político Municipal, la primera fase del proceso para la designación de su dirigente local que sería allá por el mes de junio o julio.

Los aspirantes siguen siendo los mismos, Feliciano Valle, Efraín Ibarra, Víctor Espinoza, Carlos Chávez, amén de J. Guadalupe Barraza y Crescencio Algándar.

Cada uno de ellos representa fuerzas distintas dentro del PRI local, y el que gane seguramente será aquel que tenga más y mejores asideros en los cenáculos de ese partido.