Opinión

Las mafias del combustible

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL
Avatar del

Por: Redacción

Los gasolinazos no afectan sólo a aquellos que tienen una unidad motriz para uso personal o público, sino a todos los ciudadanos. El uso de combustibles representa la columna vertebral del movimiento de nuestra economía, como en todo el mundo, sin dudarlo.

De tal forma que con cada aumento toda la economía se modifica. Si se encarece la harina y sube el pan, pues bien puedes vivir sin comerlo, pero muy difícilmente la actividad comercial sobrevive sin el combustible para el transporte de las mercancías o para prestar un servicio.

Y si a los incrementos le agregamos un aspecto muy mexicano, como lo son las redes de corrupción que imperan en las gasolineras; donde los dueños de los expendios de combustibles dan litros incompletos frente a los ojos de las autoridades responsables de vigilarlos, pues el golpe al bolsillo de todos, es por partida doble.

Estamos hablando de millones de pesos los que hay de por medio, y toda una mafia la que está detrás; una gran estructura la que opera y que podría vincular a personajes de todas las esferas del gobierno federal, estatal, municipal y del sector empresarial.

Aquí la pregunta no es si realmente este problema está pasando en Sinaloa, es un hecho, la incógnita es ¿Quiénes están detrás? ¿Realmente combatirán a estas mafias, y quiénes?

Las redes de corrupción extienden sus telarañas por todos lados, desde aquellos que roban el combustible de los ductos y lo comercializan con grupos de la delincuencia, o incluso con negocios establecidos, hasta funcionarios y poderosos empresarios que viven de este negocio.

El gobierno federal da señales de que quiere combatir todas estas mafias, esperemos tenga suficiente combustible y disposición para atacarlas, y no sólo sean llamaradas mediáticas que no sirven de nada.