Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Las miserias de Calderón

CUENTOS POLÍTICOS

¿Cuáles son las razones que impulsan a Calderón a apoyar la candidatura de Cordero para acceder a la presidencia del PAN? ¿Qué persigue al saberse envenenado por el resentimiento, la envidia y la impotencia desde que abandonó el poder? ¿Por qué apuesta escondido tras la cortina de humo de su inquina en contra de Peña Nieto a la derrota de Madero? ¿Hasta dónde antepone el bien de la nación a la satisfacción de sus intereses personales y exhibe su verdadero rostro descompuesto y avejentado por el egoísmo que le carcome el alma como una metástasis terminal?

Madero cumplió como dirigente del panismo desde que suscribió el Pacto por México y empeñó su capital político sin posturas pusilánimes en la elaboración de las reformas estructurales que nuestro país exige con la misma compulsión que un moribundo demanda la mascarilla de oxígeno. ¡Por supuesto que se opuso a la imposición suicida de la miscelánea fiscal que ha provocado la parálisis de la economía y que bien podría descarrilar el gobierno de Peña Nieto si la ciudadanía emite un justificado voto de castigo en las elecciones intermedias legislativas del año entrante, escollo que Videgaray pretende salvar mediante la inyección de cantidades multibillonarias para financiar el clientelismo como en los años más perversos y anacrónicos del PRI de lamentable recuerdo!

Madero cumplió sin mezquindades con su país en la adopción de su papel como promotor de la reforma energética que bien podría reportarle a México la captura de miles de millones de dólares aunque ello bien podría fortalecer a la actual administración. En este gesto se ve a contraluz al hombre que viene a construir un mejor país sin complejos enanos como los de Calderón, cuyo catastrófico paso por el gobierno no vino sino a traducirse en la segunda gran frustración de la alternancia del poder que facilitó la entronización del PRI en Palacio Nacional. La patética gestión de Calderón y de la señora Fox como líderes de la transición democrática mexicana no pudo traicionar más las expectativas políticas del electorado.

Madero cumplió con la nación al apoyar sin ambages la apertura de los medios masivos de comunicación y la reglamentación de la telefonía celular orientada a extinguir la abusiva concentración del poder de las voraces empresas dominantes. ¿Está medianamente claro…?

Ahora bien, ¿qué pretende Calderón desde su sepultura política al obsequiar su último suspiro a Cordero? Muy simple: en su pliego de mortaja desea la involución de México, la cancelación de cualquier posibilidad de progreso porque ésta lo exhibe como un inútil sin imaginación, como un político castrado e incapaz de haber ejecutado las reformas a que estaba obligado y que prometió ejecutar con la mano colocada encima de nuestra zurcida y apuñalada Carta Magna.

Calderón desea el triunfo de Cordero para cancelar la evolución de México que dejaría expuestas sus vergüenzas a la vista de todos. O bien, ¿será que el escándalo de Oceanografía fue un montaje tramado para advertirle a Calderón las consecuencias penales que podría acarrearle tanto a él como a su equipo el llamado encubierto a sabotear el gobierno de Peña Nieto? ¿Acto seguido se arrojará esa nueva inmundicia a un cajón de reptiles donde nadie se atreve a meter la mano…?

@fmartinmoreno