Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Las tentaciones

GUASAVE

De hecho será desde este día cuando las actividades motrices del municipio comiencen a reducirse hasta llegar casi a un "punto muerto" a partir de mañana hasta el sábado, paralizándose virtualmente las tareas en amplios segmentos del aparato productivo en ocasión del tradicional receso laboral de Semana Santa.

En la misma medida habrán de intensificarse importantes renglones del comercio dirigido a las necesidades de consumo alusivo a las fechas de las masivas concentraciones de vacacionistas en las zonas de recreación de la zona.

Sin dudarlo, uno de los sectores que se verán sumamente beneficiados en su economía por los días de asueto es el de artículos básicos, los referente a alimentos, pues y, desde luego el de bebidas espirituosas.

La gente común, que todo el año se la pasa batallando, no tendrá más necesidades: comer y beber para elevar los ánimos tan alicaídos en estos tiempos de crisis, pero que bastarán para olvidar pesares y alegrarse los días de descanso.

Habría que admitir que la Semana Mayor tiene de todo, menos ser Santa. En un escenario de paradojas, a su esencia a la que obliga a la reflexión y el alimento espiritual, los diablos se liberan para inducir a los excesos y caer en ciertos pecados.

Los principales que cometeremos evidentemente serán los de la gula y la pereza. La temporada se presta para excedernos con los apetitos en el comer y el "chupe" y para disfrutar de "la web".. a ni se diga. De aquí al domingo la ociosidad será la reina absoluta de nuestra personalidad.

Ahí ligaditos a la gula se encuentran el coraje y la soberbia, pues ya entrados en copas facilito nos brota la ira por cualquier babosada y nos convertimos en déspotas y maleducados.

¡Ah, la lujuria! es otra de las debilidades que aun cuando está presente todo el año, en esta época se potencia, habida cuenta que muchos vamos a disfrutar a la playa de buenos "tacos de ojo", si no es que de plano, ir a la conquista de un ligue fortuito. Y si se puede y dejan, alguna que otra "sobadita" simuladora, hasta llegar a las de plano descaradas y agresivas, sobre todo hacia aquellas que guardan cuerpos de tentación.

Y como también estamos en plena primavera, el asunto no es únicamente intentar algún acercamiento con las féminas. Nos explicamos. Si se da cuenta con eso hoy de la apertura sexual, hasta común es ver juntándose a las nenas con las nenas y los nenes con los nenes.

Otro pecado por el que no pocos se ven dominados en estos días de solaz es el de la avaricia, pues acuden a los centros recreativos cada mercader abusivo que en pleno abril hacen su agosto, ofertando sus vendimias a precios que asustan, debido a la sobredemanda que existe por las aglomeraciones.

Tal vez la envidia es el pecado al que por estas fechas es proclive la naturaleza humana, sin embargo, igual hace acto de presencia, principalmente en aquellas familias que por diversos motivos y circunstancias, entre ellas la carencia o la avaricia de sus jefes empresariales, les niegan los días de descanso.

Es cierto que no es obligatorio darlos, pero es costumbre y esta hace ley, entonces tienen que guardar casa o trabajar, en tanto ve cómo la mayoría disfruta de las vacaciones.

Ya sabrá usted amable lector si verdaderamente va a tener voluntad para librarse de los deseos pecaminosos a los que convoca este periodo vacacional.

Por otro lado, cuídese y recuerde que lo que no hagamos por nosotros mismos, nadie vendrá a hacerlo. Vaya y regrese sano y salvo.