Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Las trampas del ego

Per saecula saeculorum

El mundo está cambiando, eso todos lo sabemos, ya el relleno del globo terráqueo que conocíamos no es el mismo que cuando nacimos. No, hoy lo habitamos gente que nos hicimos diferentes con él, nuevas generaciones que aprendimos lo que nuestros padres nos enseñaron y conforme fuimos creciendo absorbimos muchas cosas más, nos concientizamos, sensibilizamos, nos empapamos con ese tsunami mortal de información que tenemos a la mano y notamos que muchas ideas plantadas en nuestros cerebros, morales, educativas, prejuiciosas y demás ya no iban con "los nuevos muebles de este nuevo mundo". Y así nos movemos, muchas veces en direcciones contrarias a la corriente, nos cuesta trabajo y a veces nos saca sonrisas el ser así porque nos damos cuenta que contagiamos a los demás para bien. Los jóvenes hacemos girar el mundo a velocidad turbo cuando nos ponemos de acuerdo, nos organizamos y exigimos cambios. Pero, ¿Qué está pasando muchas veces con estas nuevas generaciones que "hacemos", "demostramos", "vivimos", nos ponemos de "ejemplo" y cambiamos constantemente? Bueno, nos estamos equivocando en algo que no es nada nuevo, de hecho es antiquísimo y muy común: El "EGO", sí, ese maldito y flaco catrín, limpiecito, pulcro, siempre de guantes y gazne que nos pone muchas trampas, tal vez por inmadurez, y siempre caemos, no importa tu edad, si no tu actitud. Leí una lista hace tiempo de ciertas "marañas" que nos hace el ego y me sentí algo identificada o más bien "chamaqueada" por mí y mi propio ego en algunas ocasiones. Por eso los invito a buscar en lo profundo de su ser para poder limpiar y aclarar ese interés que tenemos todo por mejorar el mundo empezando por nosotros y animando a los que nos rodean que muchas veces ya tienen sus ideales plantados y no necesitan más, lean a continuación: Si crees que es más "espiritual" andar en bicicleta o utilizar el transporte público para moverse, eso está bien, pero si juzgas a alguien que conduce un auto, entonces estás en una trampa del ego. Si crees que es más 'espiritual' no ver la televisión porque crea problemas en tu cerebro, eso está bien, pero si juzgas a quienes todavía la ven, entonces estás en una trampa del ego. Si crees que es más "espiritual" evitar chismes o los medios de comunicación, pero juzgas a aquellos que leen estas cosas o revistas de sociales, fama y moda, entonces estás en una trampa del ego. Si crees que es más 'espiritual' hacer yoga, convertirse en vegetariano, comprar solo alimentos orgánicos, comprar cristales, reiki, meditación, usar ropa "hippie", visitar templos y leer libros sobre iluminación espiritual, pero enjuicias a quien no hace esto, a quien conserva sus creencias católicas, judías, cristianas etc… entonces tu estás atrapado en una trampa del ego. No debes de estar siempre consciente para sentirte superior. La idea de que tú eres superior es la indicación más grande que te encuentras en una trampa de tus egos. El ego quiere venir a través de la puerta de atrás a destruir lo que has logrado, siempre empezará con una idea noble, cómo empezar alguna clase de meditación, rutina, nuevo hábito y luego cambia, para servir al objetivo de sentirte superior a los demás. Empezarás a menospreciar a aquellos que no están siguiendo tu "camino espiritual" tu "modus vivendi". Superioridad, juicio y sentencia. Estas son las trampas del ego. Hay que estar muy alertas y no caer en sus redes, porque si lo hacemos, la verdad que no estamos mejorando en nada y ¿A quién queremos engañar? Seríamos tan malditos como todas esas ideas y comportamientos viejos que añoramos desaparecer. Saludos y ojo.

[email protected]